733 árboles mueren de Tomicus en Bosque de Bellver y Cort anuncia la plantación de 1.000 nuevos entre noviembre y enero

   PALMA, 26 Oct.

   La contrata de mantenimiento que lleva el Bosque de Bellver ha contabilizado 733 árboles muertos por la plaga de Tomicus, un hecho ante el que el Ayuntamiento de Palma ha respondido con el anuncio de la plantación de 1.000 nuevos entre los próximos meses de noviembre y enero.

   Según ha informado el alcalde de Palma, Jose Hila, este martes en declaraciones a los medios de comunicación, "el Ayuntamiento realiza actuaciones en el Bosque de Bellver para cuidar de él, enmarcadas en el plan de gestión, impulsado hace unos años, para incrementar la masa forestal". "Ahora, en concreto", ha añadido, "se está tratando la plaga de Tomicus, que ha atacado a parte de los pinos del Bosque, matando a 733, lo que ha obligando, por seguridad, a eliminar y sustituir ese árbol muerto o apunto de morir, porque muchos árboles secos en un bosque es como echar gasolina, y no se puede, tampoco consentir que se caigan y dañen a una persona". Ante esta situación, ha anunciado la plantación de 1.000 nuevos árboles entre los próximos meses de noviembre y enero.