PALMA DE MALLORCA, 3 Nov.

    La Conselleria de Temas Sociales y Deportes, a propuesta de la Dirección General de Deportes, ha abierto la convocatoria para entregar las distinciones Cornelius Atticus 2020 en categoría masculina y en categoría femenina, para las personas que han dedicado su vida a la práctica o bien a la promoción del deporte en el campo de Baleares.

    Conforme ha informado en un comunicado, pueden presentar candidaturas los consells -o bien los organismos autónomos dependientes que tengan la competencia en materia deportiva-, las federaciones deportivas, los municipios, los clubes y las entidades deportivas reconocidos y registrados adecuadamente. El plazo para presentar las candidaturas concluye el próximo 27 de noviembre.

    La Conselleria asimismo va a ser la responsable de formar un jurado que se reunirá para estudiar las candidaturas y realizar el acta que se va a hacer llegar al Consell de Govern para su aprobación.

    CEREMONIA DE ENTREGA

    La liturgia de entrega de las distinciones Cornelius Atticus 2019 a Isabel Aguilar Llull y a Mateu Cañellas Roca, a título póstumo, que estaba prevista para el mes pasado de marzo, aún no se ha podido festejar por la pandemia del coronavirus. Asimismo va a depender de la evolución del COVID-19 que se pueda festejar la entrega del Cornelius Atticus 2020.

    Esta distinción reconoce y premia los méritos de las personas físicas que, en el campo de la comunidad, han dedicado su vida al deporte. Entre los requisitos, los aspirantes deben haber sido atletas, líderes, técnicos o bien haber tenido otra función de manera directa implicada en la promoción del deporte. Además de esto, salvo salvedades, deben haber dedicado un tiempo superior a los 25 años al desarrollo deportivo en el campo abalear o bien desde el deporte abalear contribuyendo a la evolución deportiva de la comunidad.

    El premio Cornelius Atticus se da desde el año 1996 y, desde el año 2017, asimismo se establece una distinción femenina. Lleva este nombre por el hecho de que es el del primer atleta conocido de la comunidad. Se trata de un pancracista -una disciplina de lucha cuerpo a cuerpo- del siglo III del que se halló la lápida con un poema laudatorio anotado, a lo largo de las excavaciones a la urbe romana de Pollentia (Alcúdia, Mallorca) en 1933.

    En el acto institucional, se hace entrega a los premiados de un diploma acreditativo, una reproducción de la lápida y un pin de plata con exactamente la misma reproducción.


    Buscar
    Quizás te interese...