PALMA, 7 May.

    La Dirección General de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural del Govern ha destinado 838.727,95 euros para la mejora de infraestructuras de regadíos basándonos en aguas regeneradas, una inversión que incluye la puesta en marcha de las balsas de riego de Peguera (Calvià) y la mejora de la balsa de riego de Santa Eulària des Riu (Ibiza), que prevé, además de esto, la revisión del conjunto del sistema de riego.

    Conforme con Agricultura, se trata de 2 obras de reforma precisas para aprovechar las aguas regeneradas y la optimización sustentable de los recursos hídricos. Las dos obras van a ir al cargo de Tragsa y ya se han empezado.

    Conforme ha explicado el directivo general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Fernando Fernández, son actuaciones en las balsas de riego de Baleares tienen "el compromiso firme de aprovechar las aguas regeneradas para la agricultura y la ganadería de las Islas". "Nuestra apuesta es dar un empujón a las infraestructuras existentes para lograr un regadío sustentable, que dejará una mayor producción y rentabilidad de las explotaciones", ha remarcado.

    Las obras para la puesta en marcha de la balsa de riego de Peguera, en Calvià, prevén mudar el transformador y substituir el cableado eléctrico. Estas reformas tienen un costo de 239.770,94 euros y dejarán que la balsa de riego pueda marchar. Esta infraestructura fue acabada el 2008 y puede suministrar agua para regar 160 hectáreas.

    En la de Santa Eulària se invertirán 598.957,01 euros. Las obras consisten en una puesta a punto del sistema general de la balsa, con el pertinente cambio de válvulas y bombas de impulsión de la EDAR cara la balsa, y la conexión entre la desalinizadora y la balsa, entre otros muchos. La previsión es que las obras se extiendan a lo largo de un periodo de 8 meses.

    Esta infraestructura fue estrenada en 1995 pese a que se dejó de utilizar años después por la mala calidad del agua. Tiene una capacidad de 200.000 metros cúbicos de agua provenientes de la depuradora de Santa Eulària. Hasta 55 regantes podrían hacer empleo del agua de esta balsa.

    Estas obras se enmarcan en el proyecto de mejora de las infraestructuras de regadío de las Islas y forma parte, al unísono, del plan de regadíos, declarado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Nutrición como de Interés General y que cuenta en su mayor parte con fondos europeos 'Next Generation'. Este plan contempla hacer las interconexiones de agua de riego en el anillo de los ayuntamientos de Ibiza, Sant Antoni de Portmany y Sant Joan de Labritja.


    Buscar
    Quizás te interese...