La encargada del Gobierno en Baleares asegura que los participantes de la manifestación "pusieron bajo riesgo su vida y la de su entorno"

    "Absolutamente nadie tenía previsto que 4.000 personas se manifestaran. No fue un día simple para los cuerpos de Seguridad", afirma

    PALMA, 13 Ene.

    La encargada del Gobierno en Baleares, Aina Pelado, ha confirmado que las sanciones y las cuantías tanto para la persona convocante de la manifestación de este martes en Palma para protestar contra las limitaciones a la hostelería aprobadas por el Govern para frenar la COVID-19, para quienes "transgredieron la ley con determinadas conductas se van a saber entre el día de hoy y mañana".

    De este modo lo ha asegurado este miércoles a lo largo de una entrevista en el programa de IB3 Ràdio 'Al Dia', recogida por Europa Press, donde ha afirmado que los participantes de la manifestación "pusieron bajo riesgo su vida y la de su entorno".

    Además, Pelado ha explicado que, desde el momento en que se dictaminó el primer estado de alarma, se han producido 450 peticiones de concentraciones en las Islas y se han prohibido 16, "todas y cada una por riesgo sanitario". "La no autorización responde a un criterio técnico de carácter epidemiológico por el hecho de que tenemos un virus que mata", ha remarcado.

    Como un ejemplo de otras manifestaciones aprobadas, que "sí cumplieron con las garantías sanitarias", la encargada del Gobierno en Baleares ha recordado la de Vox o bien ciertas contra la ley Celaà. "Se acordó con los convocantes que no se debían concentrar en ningún punto y no debían salir de los vehículos, y lo cumplieron", ha indicado.

    "No se cuestiona el derecho a manifestarse, sino más bien la manera en la que se genera en una situación de pandemia", ha comentado Pelado, quien ha añadido: "El derecho a manifestarse es un derecho esencial mas sobre eso está el riesgo sanitario. Las formas no fueron las apropiadas".

    Así, ha reconocido que "absolutamente nadie tenía previsto que 4.000 personas se manifestaran". De ahí que, ha encomiado la tarea policial y ha agradecido "la excepcional paciencia" tanto de la Policía Nacional como la Local, que actuó como apoyo. "Una acción policial desmedida no hubiese ayudado en nada. No fue un día simple para los cuerpos de seguridad", ha recordado.

    Sobre la sanción a quien convocó la queja en redes sociales contra las limitaciones del Govern en frente de la COVID-19, la encargada del Gobierno en Baleares ha matizado que "todavía no está puesta mas va a ser dependiendo del informe que se está elaborando". "La cantidad de partida es de 600 euros mas tiene una horquilla conforme las consecuencias", ha matizado.

    También, ha indicado que la persona organizadora de la manifestación "procuró llamar al orden y no funcionó". Ante esto, reconoce que más allí "de un efecto contagio" sobre estas manifestaciones entre la población, le preocupa que "se prosiga insistiendo en actividades que ponen bajo riesgo la vida" de las personas.

    Aina Pelado ha comentado que se puede "expresar la desacuerdo, mas se deben buscar otras fórmulas". "Más que la deriva política, me preocupa la sanitaria. El día de ayer murieron 7 personas por la COVID-19 en Baleares de ahí que se deben conservar las medidas de seguridad", ha insistido.

    Aparte de los diferentes cortes en calles de Palma, la política ha informado de la rotura de una ventana en el Parlament por una pedrada de un participante de la manifestación. "Se identificará a esta persona y, como es lógico, que se sancionará", ha reseñado.

    Además de proteger la administración tanto del Gobierno como del Govern frente al avance de la pandemia, Pelado ha concretado que si el Ministerio de Defensa ha ofrecido militares para asistir en el proceso de vacunación es pues "están preparados". "No se hubiese hecho este ofrecimiento si no lo estuviesen", ha concluido.


    Buscar
    Quizás te interese...