PALMA, 13 Mar.

    Aranzadi ha entregado este sábado a los responsables de Memoria Democrática del Govern los restos de las 65 víctimas exhumadas en Porreres desde el momento en que el pasado 8 de febrero se comenzasen las labores de excavación y exhumación en la zona central del camposanto.

    Conforme ha informado la Conselleria de Transición Energética, Ámbitos Productivos y Memoria Democrática, con la entrega de las 65 víctimas exhumadas en Porreres, el equipo técnico de Aranzadi ha finalizado las labores de excavación y exhumación llevadas a cabo desde principios de febrero en las fosas localizadas en la zona central del camposanto.

    Los restos de las 65 víctimas los protegerá, de ahora en adelante, la Dirección General de Memoria Democrática del Govern y van a quedar depositadas en instalaciones de la Empresa Funeraria Municipal de Palma, en Bon Sosec, conforme a lo establecido en un acuerdo firmado entre el Municipio de Palma y la Segregaría Autonómica de Campos Productivos y Memoria Democrática, a la espera de que se efectúen los análisis genéticos que puedan llevar a una posible identificación.

    UN MES DE EXCAVACIONES

    El equipo técnico de Aranzadi empezaba el pasado 8 de febrero la segunda fase de las labores de excavación y exhumación en el camposanto de Porreres, consiguiendo como resultado la restauración de 44 víctimas de la opresión franquista, provenientes de 5 fosas situadas en la parte central del camposanto.

    La cantidad de 44 víctimas localizadas se ha aumentado con la ubicación de 21 víctimas más, fruto de las nuevas prospecciones efectuadas más tarde en las fosas excavadas en el año 2016, que han dejado al descubierto enterramientos a mayor profundidad en 3 de las fosas documentadas hace 4 años.

    En suma, Aranzadi ha recuperado en esta segunda intervención 65 víctimas que se aúnan a las 49 recuperadas en el 2016, y que ubican en 114 el número de víctimas exhumadas en el camposanto municipal de Porreres de un total de 13 fosas. Datos que se acercan a las documentadas históricamente por el estudioso Bartomeu Garí.

    Estos últimos días las labores se han centrado en la realización de los análisis antropológicos de los restos localizados y en la toma de muestras personalizadas para su siguiente análisis genético, consistente en la comparación entre las muestras dadas por familiares y las muestras conseguidas de los restos de cara a una posible identificación positiva.

    Este trabajo de análisis genético se efectuará en los próximos meses en las instalaciones del laboratorio BIOMICs de la Universidad del País Vasco de Vitoria-Gasteiz.


    Buscar
    Quizás te interese...