MENORCA, 4 Feb.

    La presidente del Govern, Francina Armengol, ha señalado este jueves a lo largo de su visita en Menorca que la desescalada en todas y cada una de las islas debe "hacerse con mucha prudencia".

    Preguntada sobre la posible flexibilización de las medidas en Menorca desde el próximo día 13 de febrero, la jefe del Ejecutivo abalear ha apuntado que "las incidencias aún son altas y que las UCIs están congestionadas".

    En este punto, se ha referido asimismo a la llegada a Baleares de la cepa británica que, conforme ha dicho, tiene un índice de contagio considerablemente más elevado.

    "Cuando se hace una desescalada, la curva sube, con lo que debemos tomar resoluciones con mucha calma y de forma pausada", ha concluido.


    Buscar
    Quizás te interese...