PALMA, 8 Jun.

       La presidente del Govern tirotear, Francina Armengol, ha vuelto a proteger este martes la estrategia de desescalada lenta en la Comunidad a pesar de la sentencia del Tribunal Supremo que anuló la semana pasada el toque de queda y las restricciones a las asambleas sociales, una resolución que, en opinión del Partido Popular, supone "un castigo de los que hacen historia".

       Así se ha expresado Armengol preguntada por la sentencia del alto Tribunal por la parte del portavoz adjunto del Partido Popular, Antoni Costa, a lo largo de la sesión de control al Govern. "Se pensaron que las libertades de los ciudadanos eran un juguete en sus manos", le ha reprochado el miembro del Congreso de los Diputados.

       Por su parte, el portavoz de Vox, Jorge Campos, asimismo se ha referido a este tema aseverando que el Govern ha "tenido encerrados ilegalmente" a los ciudadanos "a lo largo de prácticamente un mes" tras el fin del estado de alarma.

       Cabe rememorar que el Govern tirotear frecuentemente aprueba sus medidas sanitarias con un margen de vigencia de un par de semanas. De esta forma, el primer toque de queda aprobado por el Govern sin estado de alarma no pudo ser recurrido frente al Supremo pues cuando se aprobó y acreditó por el TSJIB aún no había entrado en vigor el decreto que habilitaba ese recurso singular. El segundo sí fue recurrido por la Fiscalía, si bien la resolución del TS llegó solo poquitos días antes que Baleares levantase el toque de queda.


    Buscar
    Quizás te interese...