PALMA, 12 Abr.

    La presidente del Govern, Francina Armengol, ha reclamado que las Comunidades Autónomas puedan tener la "potestad" para ordenar el toque de queda una vez concluya el estado de alarma, de manera previsible, el próximo 9 de mayo.

    En declaraciones a los medios a lo largo del comienzo de la construcción de una promoción de VPO en Palma, Armengol ha recordado que aún queda tiempo a fin de que concluya el estado de alarma --instante en el que dejaría de aplicarse esta medida-- y que el Govern prosigue estudiando qué medidas va a poder dictaminar pasada esa data y qué margen va a dejar el Estado a las CCAA.

    En este sentido, la presidente del Govern ha destacado que el toque de queda se ha probado como una de las medidas más eficaces con lo que ha reclamado que las autonomías puedan ordenarlo.

    Con relación a las medidas que puedan aplicar las CCAA, Armengol ha recordado que en Baleares los tribunales siempre y en todo momento han ratificado las medidas que se han dido dictaminando.

    Sobre el efecto de las vacaciones de Semana Santa y Pascua en las cantidades de incidencia, la presidente ha insistido en que todavía quedan ciertos días para poder ver el impacto de esos días en los datos de contagio y ha señalado que los próximos días van a ser definitivos para poder ver si hay aumentos esenciales o bien rebrotes.

    De esta manera, ha añadido, sería la semana próxima --las presentes medidas van a estar actuales 15 días-- cuando se valorarán los posibles cambios, siempre y en toda circunstancia en la Mesa de Diálogo Social, incluyendo la apertura de los interiores de la restauración.

    No obstante, ha insistido en la necesidad de que los objetivos --eludir contagios y salvar vidas-- no se distorsionen.


    Buscar
    Quizás te interese...