PALMA DE MALLORCA, 14 Dic.

    La presidente del Govern, Francina Armengol, ha reconocido este lunes que es "muy complicado" prosperar lo bastante la situación sanitaria en 15 días para poder relajar las limitaciones en Mallorca para la noche de final de año.

    De esta forma lo ha indicado la presidente a lo largo de la conferencia de prensa siguiente al Consell de Govern, donde se ha anunciado un endurecimiento de las medidas sanitarias en Mallorca, hasta el 28 de diciembre, que no va a hacer salvedades en las fiestas de Navidad. El toque de queda comenzará a las 22.00 horas y las asambleas sociales van a tener un máximo de 6 personas de un máximo de 2 núcleos convivientes.

    La presidente ha explicado que sería "deseo de todos" poder relajar las medidas mas ha indicado que "la realidad" fuerza a tomar medidas. Armengol ha indicado que la incidencia amontonada a 14 días en Mallorca es de 336 casos por cada 100.000 habitantes, "esto desea decir que la próxima semana va a ir al alza".

    Por este motivo, en 15 días -cuando se examinarán los niveles de alarma sanitaria- "es muy complicado" que mejore la situación para permitir medidas menos restrictivas. "Es la realidad, deseo ser completamente sincera".

    En esta línea, Armengol ha llamado a "no meditar en datas concretas" sino más bien "en la realidad". "430 personas han fallecido y día a día hay entre 200 y 300 contagios nuevos", ha recordado.

    "Es durísimo tener que festejar las fiestas así, mas la situación sanitaria fuerza a tomar medidas", ha declarado, pidiendo reducir encuentros sociales y eludir aglomeraciones.


    Buscar
    Quizás te interese...