PALMA DE MALLORCA, 26 Oct.

    La presidente del Govern, Francina Armengol, se ha mostrado este lunes presta a "escuchar" las solicitudes que llegan tanto del ámbito hostelero como de municipios y consells insulares de retrasar el comienzo del toque de queda a la medianoche para dañar lo menos posible a la restauración.

    En una conferencia de prensa tras participar en la Conferencia de Presidentes, la jefe del Ejecutivo autonómico ha emplazado a una asamblea prevista para este lunes en la que se va a abordar la cuestión.

    Armengol ha subrayado que el Govern siempre y en todo momento ha escuchado las distintas opciones mas ha insistido en que lo primero es resguardar la salud de los ciudadanos y bajar la incidencia amontonada por el hecho de que, ha apuntado, "sin salud no hay economía".

    La presidente del Govern ha asegurado que comprende las reclamaciones del ámbito de la restauración en este sentido y ha reconocido que la situación de Baleares, sin ser buena, es mejor que la de otras Comunidades Autónomas.

    Conforme ha adelantado, en la asamblea se insistirá con los restauradores en la cuestión de la ventilación y en cualquier caso ha insistido en animar a hacer una apuesta por los espacios abiertos.


    Buscar
    Quizás te interese...