PALMA, 29 Abr.

    La presidente del Govern, Francina Armengol; el conseller de Medio ambiente y Territorio, Miquel Mir; y la encargada del Gobierno central, Aina Pelado, han participado este jueves, al lado de otras autoridades, en el acto institucional para celebrar la creación hace 30 años del Parque Nacional Maritimoterrestre de Cabrera, el más extenso del Estado y el espacio protegido de esta categoría más grande del Mediterráneo occidental.

    A lo largo de la visita a Cabrera, la presidente ha recordado el valor ecológico del archipiélago, un espacio que ha calificado como un ejemplo de compromiso del Govern con la protección de la biodiversidad.

    Armengol ha explicado que, en un año marcado por la pandemia, el Govern, volcado en la emergencia de salvar vidas, no ha dejado de meditar no obstante en el medio y largo plazo, como, por servirnos de un ejemplo, en la forma de progresar la administración del Parque Nacional.

    En ese sentido, ha recordado que hoy día hay en marcha un proyecto financiado por el impuesto de turismo sustentable para transformar Cabrera en una isla independiente y sustentable y lo ha definido como un jalón más en una serie de proyectos de protección de la biodiversidad que se vienen impulsando desde 2015, como el decreto de posidonia o bien la ley de restos, y otros que están en marcha ya, como la cooperación con la Comunitat Valenciana para financiar con fondos europeos la investigación y la protección de las especies marinas del Mediterráneo.

    El conseller, por su lado, ha señalado la relevancia de festejar los 30 años de Cabrera como parque nacional con una "victoria de país", como ha definido el reconocimiento de la administración unitaria del espacio natural protegido por la parte del Govern.

    Mir ha señalado el "jalón histórico" que esto supone, un "orgullo añadido" al de tener en Baleares el parque nacional más grande del Estado, "merced a la lucha compartida, impulsada desde la sociedad civil y cristalizada por medio de las instituciones".

    Hoy día, el Parque Nacional de Cabrera es un entorno vanguardista en la investigación sobre los efectos del cambio climático en el Mediterráneo.

    Desde 2008, el Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN), la Oficina De España de Cambio Climático (OECC), la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y la Fundación Biodiversidad trabajan en el seguimiento del cambio global en la Red de Parques. En Cabrera hay instalada una estación meteorológica para poder hacer este seguimiento.

    Sus condiciones asimismo han tolerado que se hayan llevado a cabo diferentes estudios, como los del Instituto De España Oceanográfico (IEO), que ha desarrollado, por servirnos de un ejemplo, un visor que deja recrear los fondos marinos y estudiar los hábitats frágiles y de qué manera preservarlos, con la adquisición de datos vitales para el análisis de los efectos del cambio climático sin dañar el medio.

    Asimismo se han impulsado proyectos como 'Plastic Busters', que estudia los plásticos que llegan de los fondos marinos a las costas, para conservar de esta manera los ecosistemas. Las labores desarrolladas en Cabrera servirán de modelo a otras áreas marinas protegidas que participan en el proyecto, de campo europeo.

    Desde hace 3 años, además de esto, se organizan jornadas de investigación en el Parque Nacional, un encuentro que tiene como principales objetivos prosperar la trasferencia de conocimientos entre el planeta científico, las administraciones y los agentes sociales y económicos; producir conciencia y compromiso social sobre la relevancia de los valores de Cabrera, y crear sinergias entre los diferentes actores implicados, para diseñar políticas públicas.

    La directiva del Parque Nacional, Francesca López, ha señalado que Cabrera es un espacio ideal para hacer la evaluación y el seguimiento de los impactos que se pueden producir a raíz de la urgencia climática y lograr que el ambiente que favorece el Parque, como las personas que trabajan en él, "sean generadores de conocimiento que dejen continuar trabajando en la conservación de los valores del Parque".

    Para festejar el aniversario, el Parque Nacional ha organizado diferentes actividades, como el estreno de un reportaje, la presentación del libro 'Archipiélago de Cabrera: historia natural', una jornada de candela latina o bien otra destinada a la observación de aves.

    Cabe rememorar que, des de febrero de 2019, el Parque Nacional Maritimoterrestre tiene 80.000 hectáreas más, una gran parte de las que son marítimas.

    Con esta ampliación se resguardan 12 de los 13 sistemas marinos que incluye la Ley de parques nacionales, entre los que se hallan los bancos profundos de coral y los corredores de cetáceos, y se multiplica por 9 la extensión del parque.

    564853.1.260.149.20210429164220
    Vídeo de la noticia

    Buscar
    Quizás te interese...