El Servicio de Epidemiología registra 6 brotes, la mayor parte familiares

       PALMA, 26 Abr.

       El portavoz del Comité Autonómico de Administración de Enfermedades Infecciosas, Javier Arranz, se ha referido este lunes a la situación epidemiológica como atascada, más que estable, y contenida si bien ha expresado su deseo de poder "ir cara abajo" y proseguir mejorando.

       En una conferencia de prensa para actualizar la incidencia de la pandemia en las Islas, el doctor Arranz ha explicado que hoy la incidencia amontonada a 14 días en Baleares es de 61 casos por cada 100.000 habitantes (55 en el caso de Mallorca, 56 en Menorca, 37 en Ibiza y 16 en Formentera).

       Arranz ha señalado la situación de contención pese a la detección en las últimas horas de hasta 6 brotes de unos 4 o bien 5 casos cada uno de ellos, la mayor parte en ambientes familiares o bien sociales.

       En este sentido, el portavoz ha mantenido la meta de situar la incidencia amontonada bajo 50 casos --como ya apuntó la directiva general de Salud Pública, Maria Antònia Font, la semana pasada-- con lo que ha protegido la necesidad de sostener la desescalada lenta. "No se puede ir más veloz que el virus pues ir más veloz supone más posibilidades de equivocarse", ha apuntado.

       El portavoz ha argumentando que la relajación de las medidas no solo es lenta sino se está haciendo en las situaciones de menos peligro, por servirnos de un ejemplo, en las actividades al aire libre.

       Además, conforme ha señalado, medidas que van en la línea de proseguir avanzando en el descenso de la incidencia, como los controles en puertos y aeropuertos, se sostienen. En este sentido, Arranz ha recordado que el descenso de la IA depende asimismo, entre otras muchas cuestiones, de la llegada de turistas o bien de estudiantes residentes en la península.


    Buscar
    Quizás te interese...