PALMA, 21 Ene.

    El portavoz del Comité Autonómico de Administración de Enfermedades Infecciosas, Javier Arranz, ha ubicado este jueves sobre el 60 por ciento de población vacunada para poder charlar de que se ha frenado la transmisión y se está "controlando verdaderamente la enfermedad".

    En una rueda prensa para actualizar el impacto de la pandemia en Baleares, Arranz ha explicado que estos porcentajes son afines a los relacionados con otras enfermedades, como el sarampión.

    Conforme ha explicado, con el calendario y el sistema previsto, en breve empezará a haber menos casos entre la población más frágil --con los que comenzó la vacunación-- y después va a llegar el instante en que los sanitarios tampoco se inficionarán lo que comenzará a tener efectos en la transmisión comunitaria. De este modo, ha explicado, conforme avance el calendario se van a ver los efectos en toda la población.

    Frente a las continuas solicitudes llegadas desde diferentes campos a fin de que se acelere el ritmo de la vacunación, Arranz ha señalado que no se puede apresurar y se ha referido al número de vacunas libres para justificar el presente calendario. Si bien, ha añadido, "conforme lleguen más vacunas se deberán ampliar los recursos para su administración".

    Conforme ha indicado, hasta el instante 1.086 personas ya han sido vacunadas con las 2 dosis previstas y en un par de semanas podrían lograr la inmunidad.

    En este sentido, el portavoz ha explicado que los presentes estudios ubican la duración de la inmunización en unos 8 meses más o menos si bien ha apuntado que hay que tener en consideración otras inmunizaciones como la celular. En cualquier caso, ha añadido, es normal la inseguridad en este sentido cuando se crea una nueva vacuna.


    Buscar
    Quizás te interese...