Las defunciones cayeron un 0,4 por ciento y los nacimientos redujeron un 0,3 por ciento en las Islas, conforme el INE

       MADRID/PALMA, 26 Ene.

       El número de defunciones en Baleares cayó un 0,4 por ciento en los primeros 6 meses del año 2020, la única comunidad autónoma al lado de Murcia que registró un descenso en el número de fallecimientos en este periodo, conforme una estadística publicada este martes por el INE (Instituto Nacional de Estadística).

       De pacto con el estudio 'Estadísticas del Movimiento Natural de la Población', entre enero y junio de 2020 murieron 4.212 personas en las Islas, en frente de las 4.231 del mismo periodo de 2019, unas cantidades que contrastan con las del resto de CCAA que en su mayor parte registraron incrementos debido a la pandemia de la COVID-19.

       Respecto a los nacimientos, asimismo redujeron un 0,3 por ciento a lo largo del primer semestre del año en la comunidad, con un total de 4.547 en frente de los 4.561 del año precedente.

       De esta forma, el desarrollo vegetativo de la población en las Islas (esto es, la diferencia entre nacimientos y defunciones) en el primer semestre de 2020 fue de 335 personas en los 6 primeros meses de 2020.

    LAS DEFUNCIONES AUMENTAN UN 19,6 por ciento EN ESPAÑA

       En España, el número de defunciones aumentó un 19,6 por ciento en los primeros 6 meses del año 2020, entre enero y junio, debido a la pandemia de la COVID-19, al paso que el número de nacimientos se redujo un 4,2 por ciento en ese periodo.

       Según el estudio 'Estadísticas del Movimiento Natural de la Población', publicado este martes 26 de enero, en la primera mitad de 2020 murieron en España 262.373 personas, un 19,6 por ciento más que en exactamente el mismo periodo de 2019, un aumento que, conforme el Instituto Nacional de Estadística, se ha debido, eminentemente, al efecto de la pandemia de la COVID-19 desde el mes de marzo.

       En comparación con los últimos 7 años, jamás se había dado una cantidad tan elevada de fallecimientos en el primer semestre del año. De este modo, en 2013 fueron 200.491 defunciones; en 2014, 204.464; en 2015, 226.190; en 2016, 210.300; en 2017, 221.700; en 2018, 227.786; y en 2019, 219.350.

       Por otro lado, se registraron 168.047 nacimientos, un 4,2 por ciento menos que en exactamente el mismo periodo del año precedente, continuando de esta manera con la tendencia a la baja de los últimos tiempos, solo interrumpida en 2014, cuando alcanzaron los 208.375.

       Desde entonces, la cantidad ha ido cayendo: 204.910 entre enero y junio de 2015; 200.255 en exactamente los mismos meses de 2016; 190.962 en 2017; 181.366 en 2018, y 175.429 en 2019.

       Así, el desarrollo vegetativo de la población (o sea, la diferencia entre nacimientos y defunciones) en el primer semestre de 2020 fue de -95.326 personas en los 6 primeros meses de 2020.

    MADRID, LA COMUNIDAD CON MAYOR INCREMENTO EN FALLECIMIENTOS

       Por comunidades autónomas, el número de defunciones aumentó en todas y cada una de las zonas, salvo en Baleares (con una caída del 0,4 por ciento ) y Murcia (-1,4 por ciento ). Los mayores aumentos se dieron en Comunidad de la capital de España (64,3 por ciento ), Castilla-La Mácula (46,2 por ciento ) y Cataluña (31,8 por ciento ).

       En cuanto al número de nacimientos, este solo aumentó en la primera mitad de 2020 en la urbe autónoma de Ceuta (6,2 por ciento ). Por su lado, los mayores descensos se dieron en la urbe autónoma de Melilla (-22,1 por ciento ), Comunidad de la villa de Madrid (-6,6 por ciento ) y Comunidad Foral de Navarra (-6,5 por ciento ).

       Así, el saldo vegetativo fue positivo en el primer semestre en Zona de Murcia (673 personas), Baleares (335) y en las urbes autónomas de Melilla (167) y Ceuta (85). Al contrario, los saldos más negativos se dieron en Cataluña (-15.347 personas), Comunidad de la capital de España (-14.895) y Castilla y León (-12.668).


    Buscar
    Quizás te interese...