PALMA, 8 Feb.

    El piso género de alquiler en Baleares registró en el primer mes del año de 2021 una renta media de 1.331 euros mensuales y una superficie media de 131 metros cuadrados y esta mensualidad supuso una bajada mensual del -2,81 por ciento, el más intenso de España.

    El descenso con respecto a enero de 2020, de un -6,60 por ciento, fue el quinto descenso del país, conforme el informe mensual de costos de alquiler de pisos.com.

    Además, Baleares fue la segunda autonomía con la mensualidad más cara, solo tras la capital de España (1.606 euros). En el campo provincial, Baleares ocupó la tercera situación entre las más costosas.

    Por su lado, el piso género de alquiler en España tuvo en el mes de enero una superficie media de 107 metros cuadrados y una mensualidad media de 975 euros, bajando un -0,51 por ciento mensual. Con respecto a enero de 2020, la caída fue del -1,81 por ciento.

    Conforme el directivo de Estudios de pisos.com, Ferran Font, el costo del alquiler prosigue fortaleciendo la tendencia a la baja que se empezó a intuir a inicios del año pasado.

    Esta curva descendente se ha ido acentuando conforme los efectos de la pandemia han sido más notables, ha añadido Font.

    Para el portavoz del portal inmobiliario, las limitaciones a la movilidad están agudizando "la mala situación del alquiler vacacional", en tanto que la llegada de turistas internacionales "es escasa o bien prácticamente nula" y es imposible que su ausencia sea compensada por la acción del cliente del servicio nacional.

    "La reconversión de esta oferta al mercado del alquiler residencial ayuda a desinflar los altos costos de alquiler que lanzaban muchas capitales y zonas de costa", ha concluido.

    Sin embargo, en los factores que estarían incitando los ajustes en las mensualidades, el especialista asimismo menciona al campo político.

    En este sentido, la restricción del coste de los alquileres que comenzó en Cataluña ahora pretende instituirse en el resto de España, y la contestación de la oferta podría ir desde acatar estos índices a retirar el producto.

    Font ha indicado que, pese a la bajada, el mercado del alquiler prosigue siendo atractivísimo. En este sentido, la rentabilidad salvaje del alquiler en España cerró 2020 en el 6,39 por ciento, un retorno "interesante", sobre todo, en un instante en el que los compradores han decido aguardar "condiciones más favorables".

    PALMA FUE LA CUARTA CAPITAL MÁS CARA

    En lo que se refiere a capitales, Palma marcó en el primer mes del año de 2021 una superficie media de 106 metros cuadrados y una renta media mensual de 1.211 euros.

    Esta mensualidad la situó en el cuarto sitio en la lista de las capitales de provincia más caras del país, lista encabezada por la capital española con 1.736 euros por mes.

    La capital abalear registró una caída mensual del -2,95 por ciento, la tercera más pronunciada del país. En frente de enero de 2020 cayó un -11,14 por ciento, la undécima bajada más intensa de España.


    Buscar
    Quizás te interese...