La consellera Rosario Sánchez participa en la asamblea constitutiva de la nueva Conferencia Sectorial del Plan de Recuperación

    PALMA, 21 Ene.

    El Govern ha reclamado al Gobierno de España que la implementación del Plan de Restauración con los nuevos fondos europeos frente a la crisis derivada de la Covid-19, por medio de los proyectos a financiar con el Mecanismo de Restauración y Resiliencia del fondo Next Generation, priorice las mayores necesidades de las autonomías más perjudicadas por el impacto económico y social de la pandemia y para la mejora de su modelo económico, con una apuesta por la diversificación y una mayor sostenibilidad social, económica y medioambiental.

    La consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, ha protegido este posicionamiento a lo largo de la primera asamblea y sesión constitutiva de la nueva Conferencia Sectorial del Plan de Restauración, Transformación y Resiliencia, encabezada por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y que se ha llevado a cabo este jueves a través de videoconferencia con representantes de los gobiernos autonómicos.

    También, ha planteado la necesidad de tener en consideración el conocimiento de las comunidades de su realidad para amoldar este Plan estatal a cada territorio y asimismo la de articular una mayor capacidad de resolución de las comunidades en una nueva propuesta de reglamento de funcionamiento de esta nueva Conferencia sectorial entre el Gobierno de España y las comunidades autónomas.

    A lo largo de la asamblea, la consellera Sánchez ha protegido que la puesta en marcha de este Plan con los nuevos fondos europeos, a través del Mecanismo de Restauración y Resiliencia, debe priorizar a las autonomías y a los campos con mayores necesidades de reactivación y protección por el mayor impacto de la crisis económica derivada de la pandemia.

    Para la implementación de este plan, ha manifestado la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, se debe tener en consideración el impacto distinguido que la crisis derivada de la Covid-19 tiene en las comunidades, en términos económicos y sociales, de desigualdades y pobreza y de agravamiento de la actividad económica y de destrucción del tejido productivo, y en consecuencia, asimismo las mayores necesidades de progresar y hacer más resiliente su modelo económico.

    En este sentido, han apuntado, el Govern trabaja en distintas líneas cara la mejora del modelo turístico, la modernización de ámbitos tradicionales a través de la transformación digital y su proyección exterior para acrecentar su competitividad, y la apuesta asimismo por nuevos campos estratégicos en torno a la ciencia, la investigación, la innovación y la sostenibilidad.

    En lo que se refiere a la administración de los nuevos fondos, el Govern asimismo ha planteado en la asamblea la necesidad de avanzar en la concreción de distintos aspectos relativos a la participación de las autonomías, los procedimientos para la selección de proyectos o bien los mecanismos de seguimiento, aunque valora como un primera paso para la agilización de la ejecución de los fondos el nuevo real decreto ley de medidas urgentes para la modernización de la administración pública y para la ejecución del Plan de Restauración, Transformación y Resiliencia.

    Conforme han apuntado, el Govern trabaja conjuntamente desde el principio del verano pasado con el resto de administraciones de las islas -consells insulares y municipios- y los primordiales agentes económicos y sociales en los proyectos que se defenderán a fin de que el Gobierno de España los incorpore en el Plan estatal de Restauración y Resiliencia. Las líneas de trabajo en las se trabaja inciden en la transición energética, la reactivación económica y la cohesión social.

    Han protegido que el programa abalear para acceder a los nuevos fondos europeos nace del "extenso consenso" social y político en torno al Acuerdo para la Reactivación y la Diversificación Económica y Social de Baleares que prevé inversiones para abordar el triple objetivo del fondo Next Generation de protección frente a la pandemia y sus efectos sociales y económicos, la reactivación de la economía y el uso y el impulso de reformas estructurales que mejoren el modelo económico y social.

    Del nuevo fondo europeo, aparte del trabajo conjunto relativo a los proyectos que van a ir al cargo del mecanismo de Restauración y Resiliencia, Baleares ya tiene asignados 300 millones de euros a través del otro instrumento del fondo, el mecanismo REACT-USA, de Ayuda a la Restauración para la Cohesión de los Territorios de Europa.

    Estos recursos de REACT-U.S.A. --a ingresar entre 2021 y 2022 y con plazo de ejecución hasta el 2023-- dejarán financiar, entre otros muchos, inversiones en servicios públicos esenciales, políticas de empleo y medidas para la restauración de la economía y el uso.

    Esta asignación ubica a las Islas como segunda comunidad autónoma en concepto de recursos por cabeza en el reparto de estos nuevos fondos, sobre la media autonómica en ingresos por habitante.


    Buscar
    Quizás te interese...