En Ibiza y Formentera, las donaciones de sangres se sostienen "a buen ritmo" pese a la pandemia

    IBIZA, 7 Dic.

    Las donaciones de sangre registradas en Baleares en los últimos meses han tolerado contar con una situación "muy satisfactoria" en lo que se refiere a reservas.

    En declaraciones a Europa Press, el gerente de la Fundación Banco de Sangre y Tejidos de Baleares, Ismael Gutiérrez, ha señalado este lunes que las extracciones han sido "triunfantes en las Islas, en general".

    En este sentido, ha asegurado que, en Ibiza y Formentera, asimismo se han mantenido "a buen ritmo", en las contrariedades surgidas como consecuencia de la pandemia.

    "La población en Baleares, y asimismo en Ibiza, ha probado una solidaridad increíble", ha señalado Gutiérrez, recordando que en Ibiza se han vivido situaciones "más complejas" debido a los confinamientos perimetrales en ciertos instantes del año.

    "Ello ha perjudicado mucho a la donación y, pese a todo, se ha podido cubrir la demanda de los centros de salud. Se ha hecho un enorme trabajo entre todos", ha festejado.

    El gerente ha reiterado que sus recaudaciones han debido amoldarse a las circunstancias, sobre todo en Ibiza, donde el centro de donación se sitúa en el complejo hospitalario de Cánido Misses, lo que ha añadido "más dificultad" al trabajo frecuente.

    En este sentido, ha señalado el buen funcionamiento de la cita anterior implantada tras el confinamiento. A falta de cerrar el cómputo anual, Gutiérrez calcula que el 2020 va a acabar con cifras de donaciones afines a las de 2019.

    En el caso de Ibiza, el número de donaciones por recaudación --unas 29-- se ha mantenido "y esto es muy importante". "La meta, al final, no es que haya aproximadamente donaciones, sino haya sangre libre y las reservas estén bien. La donación este año ha sido continua", ha insistido.

    El gerente ha valorado asimismo de forma positiva el no haber registrado ningún caso de contagio en un banco de sangre, lo que tiene "bastante mérito" y prueba que la seguridad está garantizada.

    Tras reactivarse las extracciones tras el confinamiento, desde la Fundación solicitaron a los donantes que no asistieran a dar sangre si tenían el mínimo síntoma que pudiese relacionarse con el coronavirus. Su prioridad, conforme apuntaron entonces, era que sus espacios estuviesen libres de COVID-19.

    Desde la Fundación han señalado asimismo que inmediatamente antes de la pandemia habían conseguido tener reservas "bastante importantes" de sangre, con lo que pudieron aprovisionar a los centros de salud a lo largo del confinamiento. En 2019, las donaciones en Baleares se sostuvieron "estables" en sus objetivos, si bien se perdieron donantes por el envejecimiento de la población.


    Buscar
    Quizás te interese...