El último informe del Servicio abalear de Epidemiología comprueba el aumento de incidencias en todas y cada una de las islas salvo en Menorca

    PALMA DE MALLORCA, 18 Dic.

    La incidencia amontonada de COVID-19 en los últimos 14 días en el conjunto de Baleares ha seguido la tendencia en alza y ha registrado un nuevo incremento con respecto a hace una semana, pasando de registrar 237,4 casos por cada 100.000 habitantes a 328,7 -un 40 por ciento más-, conforme ha recogido el informe 30 del Servicio tirotear de Epidemiología que se ha publicado este viernes y que ha logrado información hasta el 17 de diciembre.

    Conforme ha informado la Conselleria de Salud y Consumo este viernes en una nota de prensa, por islas, la incidencia amontonada (IA) a 14 días se ha aumentado singularmente en Formentera y Mallorca, al paso que ha bajado en Menorca.

    En el caso de Menorca, la IA14 se ha ubicado esta semana en los 132,8 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la pasada era de 142,4. De 133 casos detectados en 14 días ahora ha registrado 124.

    En contraste a en Menorca, donde han sufrido un fuerte incremento es en Formentera. En los últimos 14 días se han detectado hasta 28 positivos, mientras que la semana pasada eran 4. Esto ha hecho que su incidencia se haya multiplicado por 7, dada su población. De los 33 casos por 100.000 habitantes en 14 días que marcaba el pasado viernes, esta jornada son ya 231,2.

    Mallorca asimismo ha registrado un aumento señalado de más de un 40 por ciento en su incidencia en solo 7 días. Ha pasado de 272,9 casos detectados por cada 100.000 habitantes (2.445 diagnósticos en 14 días) a 386,6 (3.464 positivos en las últimas un par de semanas).

    La isla de Ibiza asimismo ha sufrido una subida en su incidencia, mas más suave. Si la semana pasada se encontraba en 99,4 casos diagnosticados en 14 días por cada 100.000 habitantes (con 147 positivos) en el informe de este viernes se ha ubicado en 109,5 (162 casos).

    MUNICIPIOS Y ZONAS BÁSICAS DE SALUD

    Además, entre los datos facilitados en este estudio figuran las tasas de incidencia amontonada por ayuntamientos y por zonas básicas de salud. Estos datos pueden cambiar con respecto a los que ofrece diariamente la Conselleria y que tienen como referencia la positividad de las pruebas PCR y de antígenos, indicador que asimismo se considera válido para tener información diaria de la evolución de la pandemia.

    Por ayuntamientos, aquellos que han registrado una incidencia más elevada la última semana (incidencia a 7 días por cada 100.000 habitantes) son Lloseta, con 57 positivos detectados con una IA7 de 951,9; Ariany, con 6 casos y una IA7 de 691,2; Petra, con 14 diagnósticos en una semana y una IA7 de 489,5, y sa Pobla, con 59 positivos y una IA7 de 437,8 casos por cada 100.000 habitantes.

    En cambio, en Escorca, Fornalutx y Sant Lluís no se ha detectado ningún positivo la última semana. En Vilafranca, Santa Eugènia, Puigpunyent, Estellencs, Esporles, es Mercadal, Costitx, Bunyola, Búger y Banyalbufar solo se ha diagnosticado un caso en la semana precedente al cierre del informe.

    Por zonas básicas de salud (ZBS), el Servicio de Epidemiología asimismo ha efectuado una comparativa entre los diagnósticos de la semana del 2 al 8 de diciembre y la de 9 al 15 de diciembre, donde se ha podido comprobar que el número de casos diagnosticados ha subido en 44 ZBS, bajado en 12 y en 2 se ha mantenido igual.

    En números absolutos, donde más han subido los casos de una semana a otra ha sido en Inca (79 casos más), Alcúdia (43 positivos más) y Son Rullan-Aragón (41 diagnósticos más). Al contrario, donde más ha bajado ha sido en Torrent de Sant Miquel -sa Pobla- (-38), Pere Garau (-18) y Cánido Pastilla (-13).

    PERFIL DE LA PERSONA AFECTADA POR COVID-19

    En conjunto, desde el principio de la pandemia y hasta este jueves 17 de diciembre, el Servicio tirotear de Epidemiología ha ratificado 29.166 diagnósticos positivos de SARS-CoV-2 en la comunidad (3.709 en Ibiza, 197 en Formentera, 24.328 en Mallorca y 932 en Menorca), de los que un 75 por ciento (21.894) han presentado síntomas, al tiempo que un 25 por ciento (7.272) han sido asintomáticos.

    Un total de 253 positivos de la COVID-19 han sido clasificados como casos llegados de otras comunidades autónomas y 156 importados de otros países. Mientras que, 1.069 han sido usuarios de viviendas geriátricas y 1.280 sanitarios. Se han ratificado, además de esto, un total de 437 defunciones como causa del coronavirus hasta el momento en que se cerró la preparación de este informe, de las que 166 correspondían a personas que vivían a viviendas.

    El informe de Epidemiología asimismo ha efectuado un análisis completo del perfil de personas perjudicadas por COVID-19 desde el principio de la pandemia, estableciendo que la enfermedad ha perjudicado prácticamente igual a mujeres (14.964 casos, 51 por ciento del total) y hombres (14.202 casos, 49 por ciento del total) y que, por conjuntos de edad, los más abundantes son las personas de entre 40-49 años (5.258), seguidos de los de 30-39 años (5.056) y de 20-29 (4.618).

    Del total de casos detectados los meses de noviembre y diciembre, la mitad (48,9 por ciento ) tenían entre 20-49 años, un 22 por ciento tenían entre 50 y 69 años, un 18,3 por ciento eran menores de 19 años y un 10,8 por ciento , mayores de 70 años.

    El informe 30 del Servicio abalear de Epidemiología asimismo ha establecido múltiples figuras con información sobre la letalidad y la tasa de mortalidad de la enfermedad en las personas diagnosticadas en Baleares.

    En lo que se refiere a la letalidad, con casos amontonados hasta este viernes, esta ha sido de un 1,5 por ciento (un 1,2 por ciento en mujeres y un 1,8 por ciento en hombres). Por conjuntos de edad, la letalidad ha sido de un 19,1 por ciento en personas mayores de 90 años, de un 13,5 por ciento en personas de entre 80 y 89 años, de un 7 por ciento en el conjunto de entre 70-79 años, de un 1,5 por ciento en los de 60-69, de un 0,4 por ciento en los de 50-59 y de un 0,1 en los de 40-49 años. En los menores de 40 la tasa de letalidad en Baleares es de 0,0.

    En comparación con género de tratamiento sanitario que han precisado los casos, el informe de Epidemiología ha apuntado que un 91 por ciento (26.471 casos) ha podido superar la enfermedad en su domicilio o bien afín, con atención por la parte de servicios de atención primaria. Un 8 por ciento (2.306 casos) han sido ingresados en planta y un 1 por ciento (389 casos) han necesitado ingreso en una unidad de cuidados intensivos.

    UN TOTAL DE 472 BROTES DETECTADOS

    Por último, el informe 30 que ha sido elaborado por el Servicio abalear de Epidemiología ha ofrecido extensa información sobre los brotes --agrupaciones de 3 o bien más casos de COVID-19--.

    Hasta la publicación del estudio, en Baleares se han detectado hasta 472 brotes desde el instante en que comenzó la pandemia en las islas --44 la última semana--, 193 con investigación aún abierta. En conjunto, se han diagnosticado 3.733 casos positivos asociados (más o menos el 13 por ciento del total).

    Un 31 por ciento de los brotes (145) fueron de campo familiar, un 28 por ciento (132) de campo mixto, y un 17 por ciento (81) fueron producidos debido a asambleas sociales. En 462 brotes el caso primario era autóctono.

    La media de casos por brote detectado en las Islas ha sido de 8 positivos, los mínimos han registrado 3 casos y el máximo (caso de vivienda geriátrica) tuvo 94 casos asociados.


    Buscar
    Quizás te interese...