PALMA, 26 Abr.

    El Govern tirotear trabaja en estos instantes en la preparación de "un marco reglado y coherente" para sostener ciertas limitaciones en frente de la pandemia de la COVID-19, una vez concluya el estado de alarma el próximo 9 de mayo.

    De esta forma lo ha asegurado el portavoz del Ejecutivo autonómico, Iago Negueruela, en la conferencia de prensa siguiente al Consell de Govern, donde ha explicado que "se habla con los servicios jurídicos haciendo el marco para establecer diferentes medidas" a partir el próximo 9 de mayo.

    "Una vez concluya el estado de alarma no concluye la situación que tenemos, ni la pandemia", ha recordado Negueruela, al unísono que ha señalado la relevancia de sostener determinadas medidas "en un mes que va a ser importante" para Baleares.

    En este sentido, ha dicho que se trabaja en "un marco claro", una vez queden resueltas las primordiales dudas que hay sobre las medidas que se pueden aplicar cuando concluya el estado de alarma. De esta manera, ha protegido que Baleares ya aplicó limitaciones ya antes que se dictaminase el segundo estado de alarma, con lo que considera se van a poder proponer nuevas medidas desde el 9 de mayo.

    "No vamos a pasar de una situación como la de ahora a un marco donde no hay restricciones", ha señalado Negueruela, quien ha insistido en la necesidad de estas medidas "para sostener la seguridad de la ciudadanía y el control de la pandemia".

    Preguntado sobre si este marco jurídico incluirá el toque de queda, el portavoz ha protegido que "todavía quedan días para hacer el análisis" de las medidas que se deben sostener. Sin embargo, ha destacado que el toque de queda es "un instrumento" y que "se tiene que establecer el marco más seguro para nuestra población".

    Así, ha reiterado que el Govern hace un análisis jurídico para poder ver las medidas que se pueden sostener y se habla con el Estado dentro del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud sobre esta cuestión.


    Buscar
    Quizás te interese...