Los encuentros familiares y las asambleas sociales solo van a estar tolerados para un solo núcleo de convivencia

       A partir de esta jornada se prohíbe asimismo festejar las fiestas de Sant Honorat, Sant Antoni y Sant Sebastià y sus actividades asociadas

       PALMA, 13 Ene.

       El cierre de bares, restoranes, grandes superficies y gimnasios ha entrado en vigor este miércoles en Mallorca y también Ibiza, para intentar frenar la expansión de la pandemia de la COVID-19, y se sostendrán, por lo menos a lo largo de 15 días, conforme notificó este lunes la portavoz del Govern, Pilar Costa, tras el Consell de Govern.

       Con la entrada en vigor de estas nuevas limitaciones, solo está tolerado para bares y restaurants, el servicio a domicilio y recogida del pedido en local.

       De instante, Menorca y Formentera se sostendrán en nivel 3, mas Ibiza pasa a nivel 4 de alarma por la incidencia de la COVID-19 en la Isla. De esta forma, tanto en Mallorca como en Ibiza se limitarán a un solo núcleo de convivencia los encuentros familiares y las asambleas sociales.

       Se excluye de esta restricción a quienes viven solas. De esta manera, estas pueden ser parte de una sola unidad de convivencia ampliada. Asimismo se excluye la asamblea de menores con los progenitores, caso de que vivan en domicilios diferentes y la asamblea de personas con vínculo marital o bien de pareja que viven en domicilios diferentes.

       Así mismo, se excluye el cuidado, la atención o bien el acompañamiento a personas menores, personas mayores o bien dependientes, con discapacidad o bien en especial frágiles, por motivos justificados. No están incluyendo las actividades laborales, las institucionales, las de transporte y las de los centros enseñantes.

       Además del cierre de bares y restaurants, los centros comerciales con una superficie mayor de 700 metros cuadrados en Mallorca y de 400 metros cuadrados en Ibiza van a deber continuar cerrados, excepto las áreas dedicadas a la nutrición, a productos esenciales o bien dedicados a farmacias, prótesis, ópticas, establecimientos con productos de telecomunicaciones, servicios de peluquería y estética, y centros de veterinaria y jardinería, y venta, mantenimiento y reparación de automóviles de motor.

       En el caso de establecimientos industriales con venta a profesionales que superen esta superficie, se dejará el acceso a tienda para la recogida de pedidos. Si estos espacios comparten superficie con otros de productos no esenciales, la superficie abierta y alcanzable al público deberá estar acotada con elementos físicos.

       Se deja la recogida en el local de los productos encargados presencialmente o bien a distancia de antemano a la eficiencia de esta prohibición, o bien los encargados por teléfono o bien telemáticamente. Se deja asimismo la actividad de reparto a domicilio.

       Se excluyen asimismo de esta obligación de cierre las salas de cine ubicadas en los centros comerciales, las que van a poder desarrollar su actividad conforme a las reglas de aplicación a exactamente la misma, conforme con las limitaciones establecidas en este pacto para Mallorca y también Ibiza.

       En cuanto al pequeño comercio, el Govern ha decidido sostener el cierre de la actividad a las 20.00 horas con un aforo del 30 por ciento. También, el resto de medidas aprobadas hasta el momento en el nivel 4 de alarma sanitaria en frente de la COVID-19 en Mallorca y también Ibiza proseguirán estando actuales.

       Por tanto, se sostiene el toque de queda desde las 22.00 hasta las 06.00 horas y se suspende la actividad en gimnasios y SPA. Además de esto, no se dejará público en ningún acontecimiento deportivo.

       Los buses interurbanos tienen limitada su capacidad y solo se pueden ocupar las plazas con asiento, y no se pueden aceptar pasajeros que viajen de pie. En lo que se refiere a la capacidad del vehículo, se excluye el pasaje con movilidad reducida, el que puede utilizar el servicio pese a que se haya conseguido el límite máximo de ocupación.

       Los servicios de tren y metro tienen limitada su capacidad y solo se pueden ocupar los asientos y las plazas de personas que viajen de pie señaladas de manera expresa en el suelo. Esta regla tampoco es aplicable para las personas con movilidad reducida.

       El Govern recomienda no utilizar el transporte público colectivo si se es parte integrante de un conjunto de peligro en frente de la COVID-19, hacer los recorridos en silencio, planearlos anteriormente de ser posible para eludir las horas de más aglomeración, emplear de forma preferente la tarjeta ciudadana, intermodal o bien tarjeta bancaria para acceder al transporte con objeto de eludir el empleo del pago en efectivo, y atender en todo instante a las instrucciones del personal de servicio.

    SUSPENDEN LAS FIESTAS DE SANT HONORAT, SANT ANTONI Y SANT SEBASTIÀ

       Otra de las medidas que han entrado en vigor este martes a media noche han sido la prohibición de la celebración de las fiestas de Sant Honorat, Sant Antoni y Sant Sebastià y sus actividades asociadas.

       Así, los actos rituales, las misas, como ya estaba previsto, se limitarán a un 30 por ciento del aforo máximo y asimismo se ha acordado con el Obispado de Mallorca que actos religiosos, como las 'completes', se van a hacer a puerta cerrada, sin público. Las 'beneïdes', por su lado, quedan suspendidas.

       Las nuevas medidas van a estar actuales desde este miércoles hasta el próximo 30 de enero.


    Buscar
    Quizás te interese...