Ayudas directas, exenciones de Impuesto sobre el Valor Añadido, aplazamiento de cuotas y PCR negativas en origen a turistas, entre sus reivindicaciones

    IBIZA, 12 Ene.

    La recién creada Asociación de Bares y Restaurants de Eivissa (ABRE) ha citado una manifestación el próximo 20 de enero a las 11.00 horas desde la Plaza Encalla de Rey para poner rumbo hasta la puerta del Consell Insular y demandar la aplicación de un decálogo de medidas que consideran urgentes para la supervivencia del ámbito.

    De este modo, este decálogo de reivindicaciones frente a la situación que atraviesa el campo hostelero en la urbe incluye reclamaciones como la puesta en marcha de ayudas reales y directas como compensación por la obligación de cierre o bien restricción de su aforo a aquellos establecimientos que puedan probar que han bajado más de un 50 por ciento su facturación este 2020.

    Conforme sus solicitudes, recogidas por Europa Press, demandan moratorias sin intereses del pago del Impuesto sobre el Valor Añadido del último trimestre; la posibilidad de solicitar la devolución del Impuesto sobre el Valor Añadido pagado en 2020 sin aguardar a abril para aquellas empresas que hayan efectuado grandes inversiones este año; y exenciones del pago de la cuota de autónomos todo el tiempo que el ámbito continúe cerrado.

    Suman a estas solicitudes la puesta en marcha de descuentos directos en las facturas de los suministros en función de los aforos aplicados; la exención del Impuesto sobre el Valor Añadido de estos suministros, de los alquileres y del IBI; y un descuento del 50 por ciento del alquiler en forma de bonificación en deducción de gasto para los rentistas.

    Postergar a 2021 el pago de impuestos de terrazas calculando porcentualmente el periodo en el que se ha podido trabajar o bien demandar PCR negativos en origen a los turistas que lleguen a la isla completan las reivindicaciones de este ámbito.

    "CLARA DEPENDENCIA DEL TURISMO"

    Desde la asociación de hosteleros remarcan que la isla tiene "una clara dependencia, prácticamente total, del turismo y del campo gastronómico y hotelero".

    Por esta razón, si ahora se toman medidas, lo que espera es "una hecatombe económica y social que puede arrasar el tejido productivo" de la pitiusa.

    Juan Olmos, representante de la asociación, ha detallado que en la manifestación se pretende demandar estas medidas de forma urgente.

    En declaraciones a Europa Press, ha pedido a las instituciones que "se mojen". "Estamos cediendo una parte de nuestro patrimonio por un bien común que es la salud. Ellos asimismo deben mojarse", ha reclamado.

    Con todo, llama a la unión de fuerzas para salir "entre todos" de la crisis y no cargar toda la responsabilidad y carga al campo hostelero.


    Buscar
    Quizás te interese...