PALMA/MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La dirección de Banco Bilbao Vizcaya Argentaria ha planteado el despido de 3.798 personas y el cierre de 530 oficinas en un procedimiento que basa en motivos productivos y organizativos derivados de la transformación digital, conforme fuentes de la negociación consultadas por Europa Press. En Baleares está previsto el despido de 37 trabajadores y el cierre de 35 oficinas en la zona Este, que abarca a las Islas, Valencia y Murcia.

    Esta primera oferta del plan de ajuste se va a aplicar específicamente sobre los servicios centrales y la red de sucursales de Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA, que cuenta con cerca de 23.300 empleados, quedando fuera el resto de las sociedades de la entidad en España. La afectación final va a depender del empeño y del esmero de la mesa negociadora.

    Este sobrante, que representa el 16 por ciento de la plantilla del banco, afectaría a 3.000 personas de la red de oficinas, lo que supone más de un 21 por ciento de las personas que hoy en día trabajan en ella, y las 800 sobrantes de servicios centrales (5 por ciento del total actual).

    Respecto a la red sucursal, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria pretende bajar la persiana en 204 oficinas de Cataluña; en 101 del centro peninsular (la capital de España y Castilla-La Mácula); en 76 de Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla; en 59 de Galicia, Asturias y Castilla y León; en 41 de País Vasco, Cantabria, Navarra, La Rioja y Aragón; en 35 de Valencia, Baleares y Murcia; y en 14 sobrantes de Canarias.

    CCOO, como sindicato mayoritario en la mesa negociadora, estima que las cantidades puestas sobre la mesa por la entidad son un planteamiento de salida "insostenible y escandaloso".

    BBVA apoya su resolución en el contexto de profunda transformación para el campo, marcada por una gran presión competitiva, bajos géneros de interés, la adopción acelerada de los canales digitales por la parte de los clientes del servicio y la entrada de nuevos actores digitales.

    El banco estima que para asegurar su competitividad y la sostenibilidad del empleo a futuro, resulta "imprescindible" proseguir trabajando de forma todavía más decidida en reducir su estructura de costos.


    Buscar
    Quizás te interese...