El regidor saliente pronuncia un crítico alegato contra lo que considera un "acuerdo antinatural"

    PALMA DE MALLORCA, 30 Oct.

    Bernat Quetglas ha asumido este viernes la alcaldía del ayuntamiento mallorquín de Maria de la Salut tras aprobarse la petición de censura de Partido Popular y XMaria contra el gobierno de El PI y PSIB, encabezado por Biel Pero.

    Por cuestiones de aforo, para cumplir con las medidas de seguridad frente al COVID-19, el pleno del ayuntamiento se ha llevado a cabo en el patio de la Casa de Cultura de Maria.

    El regidor saliente, Biel Pero (PI) ha pronunciado un crítico alegato contra el nuevo gobierno, que considera "un acuerdo antinatural" por lo inusual de la unión entre 'populares' y la marca local de MÉS.

    Por su lado, desde del partido socialista han criticado el "anhelo de poder" y han cuestionado que se hiciese renunciar a toda la lista electoral de XMaria -que encabezaba Guillem Jordà-, para llegar a Quetglas, quien figuraba como primer suplente.

    La petición ha salido adelante con los 6 votos que suman Partido Popular y Xmaria, en frente de los 5 de PI y PSIB. Tras las votaciones, Bernat Quetglas (XMaria) ha recogido la encalla de mando y ha quedado proclamado nuevo regidor.

    QUETGLAS VE "UNA OPORTUNIDAD" EN LAS DIFERENCIAS CON EL PP

    En declaraciones a Europa Press, Quetglas ha expresado su ilusión por poder hacer un nuevo proyecto en Maria en frente de las "carencias" y "dejadez de funciones" que atribuye al gobierno del PI. Asimismo ha atribuido al regidor saliente una "falta de control de cuentas" y falta de apoyo al tejido asociativo del ayuntamiento.

    El nuevo regidor ha rechazado que la coalición con el Partido Popular sea "antinatural", como mantiene El PI, sino más bien "absolutamente lo contrario". "La definición de la política es eso, charlar entre personas para llegar a pactos que signifiquen lo mejor para la sociedad. Nos hemos quitado la camiseta de la ideología de cada uno de ellos para ponernos la de trabajar para la gente", ha declarado el nuevo primer edil, que ve las posibles desavenencias con el Partido Popular como una "oportunidad" para "llegar a más gente".

    Tanto Quetglas como el portavoz del Partido Popular, Jaume Ferriol, han coincidido en apuntar que las diferencias entre sus 2 partidos no afectan a la gobernabilidad de un ayuntamiento como Maria, y que las negociaciones para llegar a un pacto fueron fluidas. Conforme el pacto, Ferriol va a ser regidor el último año de la legislatura.

    El representante del Partido Popular ha expresado que con el acuerdo PI-PSIB "las cosas no funcionaban bien, primordialmente en el tema económico" y que aguardan "en escaso tiempo poder reparar todo cuanto este último año se ha estropeado".


    Buscar
    Quizás te interese...