El sindicato demanda "más diálogo" entre los agentes sociales para la puesta en marcha de nuevos programas de desarrollo laboral

    PALMA DE MALLORCA, 7 Dic.

    CCOO ha alertado este lunes de que la demanda de empleo en las Islas aumenta un 138 por ciento en un año y un total de 167.605 personas no trabajan a consecuencia de los efectos económicos derivados de la pandemia de la COVID-19 y del "monocultivo turístico al que se dedica eminentemente la economía balear".

    En una nota de prensa, el sindicato ha indicado que en Baleares, los demandantes de empleo que no trabajan, en el mes de octubre de 2020 eran 167.605 personas, lo que supone un incremento de 97.199 personas más con relación a exactamente el mismo mes del año precedente, conforme los datos publicados por Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

    En este incremento del número de demandantes de empleo, en Baleares hay 31.127 desempleados más que hace un año, en tanto que, conforme el CCOO, "la crisis económica provocada por la pandemia se ha llevado por delante la mayor parte de los contratos temporales en nuestras islas y para aparecer como desempleado hay que anotarse como demandante de empleo".

    El sindicato asimismo apunta hay que incluir como demandantes de empleo a los trabajadores fijos intermitentes a lo largo del periodo de no actividad, que asimismo han aumentado en 33.430 personas, alcanzando los 50.801 demandantes de empleo fijos intermitentes en el mes de octubre del año vigente.

    "Frente al cierre de la mayor parte de los establecimientos de hotelería impuesto por la carencia de turistas, bastantes personas han comenzado el periodo de inactividad ya antes que otras temporadas e inclusive las hay que no han tenido ninguna actividad este año", ha explicado CCOO.

    También, el sindicato ha subrayado que hay que tomar en consideración a las 31.869 personas que todavía se hallan en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE): 26.772 en ERTE de fuerza mayor y 5.097 en ERTE por causa económicas, técnicas, organizativas o bien productivas, "y que el año pasado estaban efectuando su actividad laboral con normalidad".

    Dado este panorama "tan desolador", desde CCOO han demandado acrecentar el diálogo entre los agentes sociales implicados para la puesta en marcha de nuevos programas de desarrollo "para lograr un modelo económico sustentable en el que absolutamente nadie se quede detrás".

    De igual forma, ha pedido negociar políticas activas de empleo que faciliten la capacitación y la recualificación de las personas que lo precisen, "singularmente los colectivos más frágiles, para poder localizar un empleo digno".

    Finalmente, ha pedido acrecentar la inversión tanto del campo público como del privado para crear nuevos puestos que "respondan a las necesidades actuales, y futuras, que van a surgir a consecuencia de la transición a la economía digital y ambientalmente sostenible".


    Buscar
    Quizás te interese...