PALMA, 30 Ene.

    CC.OO. (CCOO) ha denunciado la "indefensión" de la clase trabajadora frente al Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) a consecuencia de la "incierta gestión" de las posibilidades en los últimos meses.

    Conforme ha informado el sindicato este sábado en nota de prensa, al comienzo de la pandemia, administrar todos y cada uno de los ERTEs fue "muy duro" pues el SEPE no contaba con el personal suficiente ni tenía las instrucciones precisas para su gestión; aparte del aluvión de expedientes recibidos en un periodo cortísimo de tiempo.

    No obstante, ha matizado, pasados unos meses y con el incremento del número de funcionarios, que quizás sea "insuficiente", se estima que hay actuaciones que no se pueden sostener.

    Conseguir una cita presencial para solventar las incidencias que padecen los trabajadores es "muy difícil", contactar por teléfono es "prácticamente imposible" y cuando se consigue establecer comunicación "no dan solución", ha lamentado el sindicato, que ha reseñado asimismo lo que ocurre con los e-mails que se están mandando, siguiendo las instrucciones del SEPE, puesto que no es posible saber si se han recibido o bien si tienen presente la reclamación.

    En esta línea, ha indicado que aun los responsables de CCOO tampoco están consiguiendo contestación del SEPE cuando notifican de inconvenientes de plantillas enteras en ciertas empresas.

    "El SEPE debe dar contestación a reclamaciones de trabajadores por el hecho de que no se pueden admitir los fallos que se están cometiendo y que como consecuencia de ellos, las personas trabajadoras, aparte de tener que padecer la suspensión de su actividad y ver reducidos sus ingresos, deban aguardar meses hasta el momento en que se les entrega la prestación o bien se atienden sus reclamaciones, sin ser el origen de estas situaciones", ha hecho hincapié el sindicato.

    Por este motivo, CCOO ha pedido que se aumente la plantilla; acrecentar las citas presenciales habilitando más espacios con las condiciones higiénico-sanitarias que impone la pandemia; acrecentar las líneas de atención telefónica; agilizar la tramitación de las incidencias y dentro de lo posible eludir los fallos humanos que se están cometiendo "por carencia de capacitación o bien de tiempo".


    Buscar
    Quizás te interese...