PALMA, 29 Mar.

    Y también-distribución, la compañía de distribución de Endesa, con la voluntad de preparar la red eléctrica para el futuro, sigue su plan de automatización de la red de mediana tensión en Baleares, con la instalación de 381 interruptores para intervenir de forma recóndita en las líneas y facilitar la restauración del servicio en el caso de avería.

    Conforme ha explicado la compañía en una nota de prensa, la automatización de la red deja que cuando se generan incidencias o bien averías en una línea mediana tensión, se puedan hacer aperturas y cierres de interruptores de forma recóndita, usando telemandos, transvasando tramos de red MT de una línea a otra y así poder recobrar el suministro de los clientes del servicio con considerablemente más velocidad.

    Estas inversiones en automatización se hacen eminentemente en zonas semiurbanas y urbanas, con la meta básico de prosperar la calidad de suministro, reduciendo los tiempos de interrupción.

    La estructura de la red de las Islas, han añadido, tiene un porcentaje muy elevado de líneas malladas (entre diferentes líneas) o bien con cierres en anillo (en una misma línea), hecho que favorece el interconexionado de diversos puntos de la red.

    A lo largo de 2020 se instalaron 180 interruptores telecomandados en líneas MT y centros de distribución (MT/BT) de Mallorca, Ibiza y Menorca, con una inversión total superior a los 3,6 millones de euros.

    Conforme han apuntado, en 2021 se duplicará el número de interruptores que se deben telecomandar con respecto al 2020. De este modo, está previsto instalar 381 nuevos interruptores en líneas MT y centros de distribución MT/BT, con una inversión 80 por ciento superior a la efectuada en 2020.

    La inversión total prevista en esta automatización de las redes supera los 6,6 millones de euros con un reparto de 279 telemandos en la isla de Mallorca, 53 en Ibiza y 9 en la isla Formentera.

    Conforme han señalado, en 2021 se incorporarán 2 interruptores \"especiales\", llamados \"Segundo interruptor de línea\" que dejará, en las líneas en las que se instale, recobrar aún más de manera rápida un mayor porcentaje de clientes del servicio perjudicados por una avería en estas líneas.

    Con todas y cada una estas mejoras, el Centro de Control que Endesa tiene en Palma puede activar a distancia los dispositivos de maniobra de las instalaciones sin mover equipos sobre el terreno en el caso de incidencias, así sean propias o bien derivadas de la acción de agentes externos, pues el Centro de Control recibe información que deja advertir y aislar los defectos que puedan generarse en internet a través de los elementos de detección de defecto.

    Así se ahorra tiempo en la ubicación de averías, con la coherente reducción del tiempo de interrupción del suministro eléctrico.

    Endesa, en los últimos tiempos, ha hecho una esencial inversión en la tecnificación de su red para dotar la infraestructura eléctrica de los últimos adelantos tecnológicos, con el propósito de dar una contestación conveniente a las especificidades del territorio y a las necesidades de su mercado.

    Las actuaciones que se hacen a las instalaciones de la compañía hacen posible un modelo de administración más eficaz de la red a través de la automatización de sus infraestructuras, un aspecto básico de las llamadas redes inteligentes, que deben permitir el despliegue de la movilidad eléctrica, una movilidad más ecológica y sustentable.

    Endesa, en el marco del proceso de transformación digital de la Compañía, redobla los sacrificios en la digitalización de toda la red de distribución.


    Buscar
    Quizás te interese...