PALMA, 15 Mar.

    El Juzgado de Primera Instancia número 8 de Palma ha condenado a una clínica de Palma a indemnizar con 116.000 euros -más los intereses- a los familiares de un paciente fallecido en 2018 una vez que no se le diagnosticase un infarto de miocardio.

    El Juzgado ha dado la razón a la familia, asistida por la asociación El Defensor del Paciente, que demandó una compensación al comprender que su familiar, un hombre de 83 años, había fallecido tras percibir una atención médica deficiente.

    El paciente asistió al servicio de emergencias en el mes de marzo de 2018 por malestar, fatiga y expectoración sangrienta. Le practicaron múltiples pruebas y se le derivó a neumología, donde quedó ingresado. Pasados 12 días, el hombre murió de madrugada.

    Los familiares del fallecido demandaban al centro de salud una indemnización de prácticamente 170.000 euros estimando que el paciente no fue adecuadamente diagnosticado. El centro de salud rechazaba esta intención asegurando que se habían realizado todas y cada una de las pruebas y tratamientos precisos y negando la existencia de mala práctica. Además de esto, atendiendo a la edad del fallecido, aducían que no procedía estimar perjuicio inusual.

    Tras oír a las partes y basándonos en distintos informes periciales, el Juzgado concluye que \"se generó una imperfecta practica médica por fallo inicial en el diagnostico por el servicio de emergencias y omisión de pruebas complementarias\".

    El Juzgado remarca que este fallo no fue remediado a lo largo del tratamiento en planta a lo largo de once días, y que no se revisaron las pruebas iniciales ni se realizaron otras pruebas complementarias \"que impidieron salir del fallo diagnóstico\", todo ello \"con incumplimiento de los protocolos de actuación precriptos por la Sociedad De España de Cardiología\".

    \"La carencia de medios y el fallo diagnóstico privaron al paciente de la ocasión de ser tratado desde el primero de los días con un tratamiento propio de cardiología\" que \"debe efectuarse lo ya antes posible\", apunta la sentencia.

    El letrado de la asociación El Defensor del Paciente, Daniel Martínez Raso, pidió una indemnización por herencia para los hijos del fallecido que le hubiese correspondido a la viuda, quien padeció la pérdida de su marido en vida, mas que murió ya antes de poder presentar la demanda. La sentencia acoge la intención del letrado.


    Buscar
    Quizás te interese...