PALMA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia Provincial de Baleares ha condenado este lunes a un hombre a un par de años de prisión por un delito de abusos sexuales a su hijastra mientras que esta dormía.

       El acusado ha admitido los hechos tras llegar a un pacto con la acusación y el Ministerio Fiscal. Como consecuencia ha visto rebajada la pena que la Fiscalía solicitaba en un comienzo, de 8 años de prisión.

       A lo largo del juicio, el acusado ha reconocido que, a inicios de 2018, mientras que estaba en su casa, en Ibiza, con la hija de su ex- pareja, abusó de ella.

       Específicamente, la víctima, con la que el acusado había convivido desde pequeña, dormía en el sofá cuando la penetró vaginalmente. Entonces se despertó y le lanzó una botella para separarlo.

       Con la condena, el Tribunal le ha impuesto una orden de distanciamiento de 200 metros de la víctima y la imposibilidad de comunicarse con ella a lo largo de diez años. La joven ha renunciado a la indemnización que le correspondía, fijada por el Ministerio Fiscal en 10.000 euros por los daños sicológicos.

       Sin embargo, la entrada de la prisión queda suspendida a lo largo de 3 años. Si en este tiempo el acusado comete algún delito, va a deber entrar inmediatamente. Además de esto, deberá efectuar un curso de educación sexual.


    Buscar
    Quizás te interese...