PALMA, 4 Feb.

    Una mujer ha admitido este jueves una condena de un año y medio de cárcel y una multa de 300 euros por procurar introducir droga en la prisión de Palma a lo largo de una visita.

    La defensa de la acusada y la Fiscalía han llegado a un pacto en la vista festejada en la Audiencia Provincial, por el que la mujer ha logrado una esencial rebaja de la pena que se le solicitaba, originalmente de 7 años de prisión.

    La mujer ha reconocido que en mayo de 2019 accedió al módulo de visitas del centro penitenciario llevando ocultos, entre su ropa, envoltorios con heroína y resina de cannabis.

    La acusada tenía concedida ese día una visita con su hija, mas fue detenida por el servicio de detección de drogas establecido en el acceso.

    Con todo, la mujer no ingresará en la prisión por esta condena puesto que se le ha concedido el beneficio de la suspensión de la pena, al no tener antecedentes anteriores.


    Buscar
    Quizás te interese...