PALMA, 15 Abr.

    La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares ha condenado este jueves a 12 años de inhabilitación para ejercer cualquier cargo público a un exconcejal del Municipio de Andratx por un delito de prevaricación administrativa.

    En la vista festejada este jueves en la Audiencia, el acusado y la Fiscalía han alcanzado un pacto de conformidad por el que el exconcejal ha reconocido los hechos y se ha eludido la celebración del juicio. Además de esto, esto ha implicado eludir la pena de 4 años de prisión que originalmente pedía la acusación pública.

    De este modo, el hombre ha reconocido que, entre enero de 2016 y febrero de 2017, aprovechó sus facultades de administración y contratación desde el Municipio y también infringiendo la normativa dio órdenes para contratar diferentes suministros a distintas empresas, sin el pertinente expediente legal de justificación, de forma arbitraria, sin justificación de costos y sin libre concurrencia.

    El costo de las facturas efectuadas superó los 28.000 euros. Una parte de las facturas, por un precio de cerca de 17.000 euros, fueron devueltas por el Municipio, o bien se anularon contratos.

    Por todo ello, la Fiscalía ha concluido que no se generó perjuicio para las arcas municipales y ha retirado la indemnización que pedía en un inicio, de 14.800 euros.


    Buscar
    Quizás te interese...