PALMA, 2 Jun.

    La Audiencia Provincial de Baleares ha condenado a 20 años de prisión a C.R.S., declarado culpable de un delito de asesinato con alevosía por matar a puñaladas a la mujer alemana con la que convivía en la Colònia de Sant Jordi en el mes de septiembre de 2020.

    El Jurado declaró demostrado que el hombre, de 61 años, acuchilló con un cuchillo de cocina a la mujer en múltiples unas partes del cuerpo, cuando se hallaba sobre las 6.30 horas del 22 de septiembre en el domicilio en el que los dos vivían. El hombre había consumido alcohol aquella noche, mas conforme el Jurado "preservaba en su totalidad sus facultades para comprender lo que estaba haciendo".

    El resolución declaró acreditado que la agresión de generó "de forma sorpresiva" y sin que la mujer pudiese defenderse, y que el acusado "cometió los hechos por razones de género, poniéndose de manifiesto una situación de discriminación, de desigualdad y de poder sobre la víctima".

    Por esta razón, la sentencia aplica una agravante de género, mas no de parentesco, pues no se declaró demostrado que víctima y acusado fuesen pareja. Asimismo se reconoce una mitigante de confesión tardía, por el hecho de que el hombre reconoció el crimen a lo largo de la investigación judicial.

    La sentencia asimismo impone al acusado la obligación de indemnizar con 100.000 euros a cada uno de ellos de los 2 hijos de la fallecida.

    A lo largo del juicio, el hombre reconoció haber apuñalado a la víctima con un cuchillo de cocina, mas aseguró que fue fruto de un instante de obcecación en el marco de una discusión. "Se me fue la cabeza", afirmó.


    Buscar
    Quizás te interese...