PALMA DE MALLORCA, 3 May.

    La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares ha condenado a diez años de prisión a un hombre por un delito continuado de abusos sexuales a una menor de 14 años con discapacidad intelectual.

    La pena que originalmente solicitaba la Fiscalía era de 12 años cárcel. No obstante, se ha visto sensiblemente rebajada tras el pacto al que han llegado la defensa del acusado y el Ministerio Fiscal, y por haber reparado una parte de la indemnización a la víctima.

    Concretamente, el creador de los hechos, de 37 años de edad, ha abonado 6.000 euros de los 15.000 que se solicitan en término de responsabilidad civil por los daños morales ocasionados a la víctima.

    El acusado ha admitido asimismo la imposición de libertad observada a lo largo de 7 años. De esta manera, el hombre ha reconocido frente al Tribunal que aprovechó que conoció a la madre de la víctima en la Iglesia Evangélica a la que asistían los dos, para ganarse la confianza de la menor.

    El hombre estuvo en contacto en 2017 con la víctima a lo largo de 5 meses por medio de móvil y abusó sexualmente de ella hasta en 7 ocasiones, hasta el momento en que la menor contó lo ocurrido a su madre y esta presentó una demanda.


    Buscar
    Quizás te interese...