PALMA, 4 Jun.

    La Audiencia Provincial de Baleares ha condenado este viernes a un sacerdote sij por tocamientos sexuales a una menor en un centro religioso en Palma.

    El hombre ha admitido este viernes una condena de un par de años de prisión, aunque no ingresará en cárcel en tanto que se le ha concedido el beneficio del suspensión de la pena mientras que cumpla ciertas condiciones.

    El hombre va a deber indemnizar a la víctima con 5.000 euros y se le impone asimismo una medida de libertad observada y una inhabilitación para profesiones relacionadas con menores a lo largo de un par de años.

    Además de esto, se le impone una prohibición de comunicación con la víctima y orden de distanciamiento a una distancia mínima de 500 metros, de forma que no va a poder coincidir en el templo con la víctima.

    La Fiscalía ha admitido estimar los hechos como un solo episodio en vez de un delito continuado, lo que ha tolerado rebajar la pena pedida, en un inicio de 5 años de prisión.

    Dependiendo del pacto alcanzado, el acusado ha reconocido que aprovechó su condición de sacerdote para hacer que la menor entrase en una estancia del templo donde estaba rezando para efectuarle tocamientos sexuales.


    Buscar
    Quizás te interese...