Destaca el incremento poblacional de la roseta, especie en riesgo crítico de extinción

    PALMA, 6 Feb.

    Un total de 17.167 ejemplares de más de 60 especies diferentes han pasado el invierno en los humedales de espacios naturales protegidos de Baleares, conforme los datos facilitados por la Conselleria de Medio ambiente y Territorio extraídos del resultado del recuento efectuado anualmente en el mes de enero y en el que participan, aparte del personal de los espacios naturales, ornitólogos y voluntarios cooperadores.

    En las albuferas del norte de Mallorca han pasado este invierno un total de 11.133 aves acuáticas de 61 especies diferentes. La mayor parte, 8.253 de 59 especies, han sido localizadas en el Parque Natural de la Albufera de Mallorca. En la Reserva Natural de la Albufereta se han visto 2.087 de 35 especies, y en Maristany 793 de 19 especies. El año pasado se censaron 10.774, una cantidad muy similar a la del año vigente.

    Este año 2021, ha señalado el incremento poblacional de la cerceta pardilla, famosa de forma local como roseta, una especie en riesgo crítico de extinción, que ha llegado a los 28 ejemplares. Una cantidad que ha tolerado confirmar la buena adaptación de la especie a este espacio natural protegido, siguiendo una tendencia positiva a lo largo de los últimos años.

    De este modo, mientras que en los años 2012 y 2013 solo se había observado un ejemplar, en los últimos 3 años ya rondaban la veintena. Un hecho que se debe a los reforzamientos poblacionales que se han hecho los últimos años, el más reciente el mes pasado de noviembre, cuando se introdujeron 30 nuevos ejemplares provenientes del zoo de Colonia.

    En lo que se refiere al resto, el ave más rebosante en estas zonas húmedas han sido los cuchase común (Anas clypeata) y los ánades azulones (Anas platyrhynchos) con más de 1.500 ejemplares cada especie; los prosiguen las fochas (Fulica atra) con 1.110 ejemplares observados y las garcillas bueyeras, solo en la Albufereta, con 202 individuos.

    La cantidad de flamencos ha conseguido este año los 191 ejemplares entre la Albufera y la Albufereta.

    En el Parque Natural de Ses Salines de Ibiza y Formentera se han censado 1.652 aves de 37 especies. La especie más abundante en Ibiza ha sido este año el flamenco (Phoenicopterus ruber), contándose un total de 534 entre Es Codolar, Es Cavallet y Sa Sal Rossa. La especie más representativa de esta zona húmeda ha aumentado el número de ejemplares respecto del año pasado, cuando se contabilizaron 183.

    En Formentera se han censado 276 aves en frente de las 552 del año pasado. Este descenso ha estado provocado por los pocos ejemplares observados de zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis) que han pasado en un año de 250 a 9 ejemplares; y de los chorlitos dorados (Pluvialis apricaria) que han pasado de los 80 individuos a los 5. Los técnicos acentuarán el seguimiento de esta especie y la evolución a lo largo de los próximos meses para descubrir el motivo de este descenso, pese a que apuntan como posible causa la avalancha de frío de las pasadas semanas.

    El resto de aves se han mantenido en cifras afines a las de los últimos tiempos. En el parque natural, se han hallado en mayor número, tras los flamencos, los tarros blancos (Tadorna tadorna) con 213 ejemplares, 160 chorlitejos patinegros (Charadrius alexandrinus) y 139 ánades azulones (Anas platyrhynchos). Como nota curiosa se ha observado una cigüeña común en El Estany d'Es Peix y una pagaza piquirroja.

    En el censo de Ibiza y Formentera han participado agentes de medio ambiente, el naturalista del parque y voluntarios del GEN-GOB Ibiza.

    En la Albufera de Es Grau se han censado 1.889 pájaros de hasta 25 especies diferentes. El más rebosante ha sido la focha con un total de 730 ejemplares observados, seguido del porrón europeo (Aythya ferina) con 296 individuos y el zampullín común (Tachybaptus ruficollis) con 235. Ha señalado este año la presencia de un pelicano llegado a fines de verano y 2 águilas pescadoras.

    En la laguna de Morella se han observado otros 172 pájaros de 13 especies diferentes. Resaltan 11 patos de pato rojo (Netta rufina) y 3 ejemplares de porrón pardo (Aythya nyroca), del que se ha tenido perseverancia desde los últimos años pese a no ser frecuente en esta zona. La Albufera d'Es Grau es el único sitio donde se reproduce de toda Baleares.

    En Addaia se han contado 545 pájaros de 22 especies. Pese a que acá la especie más rebosante ha sido la focha, con 390 ejemplares, ha señalado la presencia de 25 flamencos. Además de esto se han observado unos pocos ejemplares de chorlitejo muchacho (Charadrius dubius), 4, que no han partido a África en otoño, como es habitual. Lo mismo ha ocurrido con 2 ejemplares de cigüeñuela común? (Himantopus himantopus).

    En Menorca el censo de aves lo ha llevado a cabo la Sociedad Ornitológica de Menorca en cooperación con la Agencia Reserva de la Biosfera.

    En lo que se refiere al Parque Natural ES Trenc-Salobrar de Campos se han observado un incremento significativo de chorlitos dorados (Pluvialis apricaria), que han pasado de los 803 ejemplares, observados el 2020, a los 1060. En verdad, esta ha sido el ave más rebosante. En el año 2019 fueron 254. La han seguido los tarros blancos con 279 individuos censados. Por contra han disminuido los chorlitejos patinegros, que han pasado de los 296 hace un par de años, a los 14 de este 2021; los ánades azulones, los cuchases comunes y las avefrías europeas (Vanellus vanellus). En conjunto han sido 1.763 aves las que han invernado en este sitio.

    En el Parque de Mondragó se han observado 13 aves de 7 especies diferentes, entre martin pescador, andarríos chaval, gallienta común y zampullín común.


    Buscar
    Quizás te interese...