PALMA DE MALLORCA, 6 Nov.

       La Conselleria de Salud y Consumo, conforme con el Instituto Mallorquín de Temas Sociales (IMAS), ha ordenado este viernes la intervención de la vivienda privada DomusVi Perro Carbonell (Marratxí) de atención a personas mayores con el objetivo de frenar los contagios de COVID-19 y asegurar la atención conveniente a los usuarios.

       Según ha informado la Conselleria en un comunicado de prensa, se trata de una resolución que se toma una vez que se haya detectado un brote en estas instalaciones que afecta a 17 de los 117 residentes, como a 5 de los 110 trabajadores de la vivienda. Los 17 usuarios han sido hospitalizados.


    Buscar
    Quizás te interese...