PALMA DE MALLORCA, 12 Nov.

       El Municipio de Palma va a limpiar pintadas salvajes de testeras de edificios privados que se hallen en la vía pública por 10 euros el metro cuadrado, un servicio que pretende poner a predisposición de los usuarios unas tarifas más accesibles que los costos reales que acepta la Empresa Municipal de Aguas y Alcantarillado (Emaya) cuando efectúa estas acciones, unos costos que fluctúan entre los 50 y los 80 euros.

       El regidor del ayuntamiento, José Hila, ha explicado este jueves en una conferencia de prensa que los ciudadanos que estén interesados en pedir este servicio, que está operativo deberán rellenar un formulario que se halla en la web del Consistorio y van a deber abona el costo antes que los técnicos asistan a sus casas, un proceso que va a tener una durada de unos 15 días.

       Asimismo, el regidor ha remarcado que su objetivo es quitar el mayor número de pintadas salvajes, que contemplan firma y nombres, de los espacios públicos y privados de la urbe, una acción que a lo largo de el año pasado y medio suma hasta 3.200 pintadas borradas, y ha subrayado que esta limpieza no incluye otras muestras de arte urbana como dibujos o bien otras creaciones.


    Buscar
    Quizás te interese...