PALMA, 2 Mar.

    El Municipio de Palma alterará el carril para bicicletas y viandantes de la calle Pere Sans Garau de Son Sardina, que conecta la carretera de Valldemossa y el camino Passatemps, por un presupuesto de 315.260 euros, con los que se contempla ampliar el carril en 3 metros de terreno natural y rebajar el muro que en nuestros días lo aparta de la calzada.

    En una conferencia de prensa, la regidora de Modelo de Urbe, Residencia Digna y Sostenibilidad, Neus Truyol, ha remarcado que se trata de "una reivindicación histórica" de los vecinos de la zona, puesto que debido a la densidad del tránsito de esta calle, pedían acrecentar la seguridad para los corredores y los viandantes.

    De esta manera, conforme prevé el proyecto de este nuevo carril, este espacio va a estar formado por un camino de 3,3 metros de amplitud y una franja de otros 3 metros de terreno natural. Además de esto, se va a recortar la altitud del muro que hoy día aparta el carril de la calzada a fin de que pueda dar "el efecto de una barrera de protección".

    En estas obras, que está previsto que duren unos 3 meses, asimismo se edificará un segundo muro que apartará el carril para bicicletas y viandantes de los terrenos agrícolas privados lindantes, y se habilitarán 3 puntos de paso a fin de que los transeúntes puedan cruzar la calle Pere Sans Garau seguramente.

    Truyol ha anunciado que la junta de gobierno aprobará este proyecto a lo largo de la semana próxima y, más tarde, se gestionarán los pliegos para proceder a la contratación de las obras. La regidora ha indicado que esta intervención empezará a lo largo de este año y, conforme lo previsto por Cort, concluirán a fines de 2021.

    En la actualidad, la calle de Pere Sans Garau, cuya densidad de tránsito se ha visto aumentada a lo largo de los últimos años debido al número de automóviles que circulan cara la Universitat de les Illes Balears (UIB) y el Centro de salud de Son Espases, está compuesta por un vial de unos 6 metros de ancho y sin aceras.

    Por otro lado, la regidora ha señalado que esta modificación dejará ampliar la red de carriles bicicletas de Palma y promover la movilidad sustentable, puesto que va a suponer crear una conexión segura entre el ayuntamiento y esta zona. "Al tiempo, pone en valor el patrimonio natural, rural y urbano", ha añadido Truyol.

    Concretamente, este proyecto brota de una reclamación vecinal, que quedó recogida por medio de la Ley de Capitalidad, por la que el Consell de Mallorca concedió la financiación precisa para realizar esta obra. Truyol ha señalado que la ampliación del carril no se va a hacer eficaz a través de expropiaciones, sino más bien con la cesión "amistosa" de los vecinos.

    Conforme ha explicado la regidora, el Consistorio alcanzó un acuerdo con los vecinos de esta calle y los dueños han cedido a Cort una parte de sus terrenos para habilitar los 3 metros de terreno natural de este carril. Por esta razón, Truyol ha agradecido a los vecinos su cooperación.

    Este vial afecta trasversalmente a 2 ramales secundarios del sistema hidráulico de la fuente d'en Baster, que está declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de monumento. Por esta razón, se instalarán pasarelas de madera en las zonas donde se sitúan estas 2 acequias protegidas.

    Del total presupuestado, 225.996 euros corresponden al costo previsto de esta obra, al tiempo que los 89.264 euros sobrantes van a ir destinados a instalar farolas en la calle Pere Sans Garau.


    Buscar
    Quizás te interese...