PALMA DE MALLORCA, 10 Dic.

    El Municipio de Palma ha establecido nuevas medidas frente a los datos de incidencia de la COVID-19 y el adelanto del toque de queda a las 22.00 horas en la isla de Mallorca desde este jueves. Entre otras muchas medidas, no se dejará el acceso al interior del árbol de Navidad ubicado en el Parc de la Mar y se adelantará el horario de cierre de las instalaciones del Instituto Municipal del Deporte (IME).

    Conforme ha informado el consistorio en un comunicado de prensa, las patrullas de la Policía Local que se hallan en los puntos más en el centro de la capital tirotear haciendo labores de vigilancia van a ser itinerantes para eludir que se generen aglomeraciones.

    También, se ha establecido un perímetro alrededor del árbol de Navidad ubicado en el Parc de la Mar y no se dejará el acceso a su interior. En la zona asimismo se fortalecerá la señalización con las reglas sanitarias que se deben continuar como el mantenimiento de la distancia de seguridad, empleo obligatorio de mascarilla y lavado de manos con gel hidroalcohólico.

    Cort ha explicado que las nuevas medidas tienen como objetivo reducir la incidencia de la COVID-19, al unísono que acompañan al nuevo decreto del Govern. "Se quiere eludir el peligro de colapso del centros de salud y resguardar la salud de las personas", han señalado desde el consistorio, al unísono que han recordado que se deben priorizar los espacios exteriores, donde asimismo se deben continuar las recomendaciones sanitarias.

    El Municipio sostendrá las actividades propias que se desarrollan en espacios seguros y siguiendo siempre y en todo momento las medidas sanitarias actuales.


    Buscar
    Quizás te interese...