PALMA, 1 Feb.

    La portavoz del Govern abalear, Pilar Costa, ha asegurado este lunes en una conferencia de prensa que el Ejecutivo autonómico entiende "el descontento" de la población frente a las limitaciones para hacer en frente de la COVID-19, mas ha pedido "máxima responsabilidad" a la ciudadanía frente a la situación epidemiológica actual.

    "Respetamos el descontento y las formas en que cada uno de ellos exprese este descontento, mas de ninguna forma el Govern puede dar apoyo a que se haga de una manera ilegal o bien irregular sin estar autorizado y con aglomeraciones que ponen en riesgo la salud de las personas", ha señalado Costa sobre las distintas quejas de las últimas semanas en Palma.

    Cabe rememorar que, este pasado sábado, un ciento de vehículos y unas 1.000 personas a pie participaron en la tercera movilización convocada para demandar la reapertura de la hostelería. Sin embargo, Delegación de Gobierno solo había autorizado la marcha motorizada y no a pie.

    "No puede que se tomen medidas muy duras que afectan a la ciudadanía y a los establecimientos que deben tener cerrado para eludir aglomeraciones, mas que por otro lado haya aglomeraciones de personas que de forma no autorizada ponen en riesgo la salud", ha declarado.

    De este modo, la portavoz ha insistido en que "no es pues la gente no pueda manifestar su descontento", sino se puede hacer de otras formas. "Es entendible la desesperación de la gente, empresarios y sociedad tras prácticamente un año de pandemia", ha indicado.


    Buscar
    Quizás te interese...