IBIZA, 28 Oct.

    El Área de Salud de Ibiza y Formentera ha impulsado la adaptación de nuevas zonas en el Centro de salud Perro Misses para acoger a pacientes con COVID-19 a lo largo de esta segunda ola de la pandemia.

    Conforme ha informado el Área de Salud en un comunicado, prosiguen amoldando de esta manera sus recursos a las necesidades asistenciales surgidas a causa de la pandemia, con la creación de nuevos circuitos y la adecuación de espacios como la unidad de hospitalización de Medicina Interna F, el área quirúrgica y el servicio de Emergencias.

    Concretamente, la semana pasada empezaron los trabajos en la unidad de hospitalización experta en coronavirus --Medicina Interna F-- y en el bloque quirúrgico, donde se han creado espacios concretos para la atención a los perjudicados por el virus.

    En Medicina Interna F, se han creados 2 espacios con 20 camas cada uno de ellos, lo que dejará acomodar la atención de esta unidad a las necesidades asistenciales. De este modo, va a haber un espacio con 20 camas concreto para enfermos con COVID-19 y se usarán los 2 espacios al completo cuando se supere esa cantidad.

    El área quirúrgica asimismo se ha dispuesto para la atención a lo largo de la segunda ola. Por un lado se han desarrollado 2 circuitos, COVID y no COVID, separados físicamente a través de una compuerta que deja la reversibilidad de las áreas para amoldarlas a los diferentes escenarios posibles.

    Por otro lado, se ha habilitado la zona de Cirugía Mayor Itinerante a través de una Central de Monitorización para ser usada como UCI en el caso de necesidad. Esta predisposición dejará acoger los diferentes escenarios posibles a lo largo de la segunda oleada, puesto que el área quirúrgica se transformará en un espacio modulable que ampliará o bien reducirá su capacidad en función de las necesidades.

    Conforme ha explicado el subdirector quirúrgico, Fernando García Montes, "el bloque quirúrgico se ha habilitado para marchar como acordeón" y de este modo, se expandirá cuando la pandemia deje emplear toda el área quirúrgica o bien se reducirá cuando se ceda espacio a pacientes críticos de la UCI.

    Con este protocolo van a poder atender a los pacientes con coronavirus y simultáneamente seguir con la máxima actividad asistencial en pacientes que presenten otras nosologías. De esta forma, se minimizará el impacto de la pandemia en la actividad quirúrgica programada.

    UCI DIVIDIDA EN DOS ZONAS

    La primera fase --la presente-- contempla dividir la UCI en 2 zonas: Control A para COVID-19 y Control B para el resto de nosologías.

    La segunda fase se activaría dedicando la UCI, con 15 camas, totalmente al paciente con coronavirus. En ese escenario, el área de Cirugía Mayor Itinerante se transformaría en UCI para pacientes críticos que presentaran otras nosologías. Así, se podría proseguir con la actividad quirúrgica programada y urgente, sin precisar suspender operaciones.

    En el caso de requerirse intervenciones quirúrgicas en pacientes con COVID-19, se cerrarían las compuertas que apartan los quirófanos 7 y 8 y así se aislaría físicamente esta zona del resto de quirófanos.

    El tercer escenario se activaría en el instante en el que los requerimientos de UCI de pacientes con coronavirus en estado crítico sobrepasaran las 15 camas de la UCI y debiese ocuparse más espacio en el área quirúrgica para atenderlos.

    En el caso de que las necesidades de UCI para pacientes con coronavirus prosiguieran medrando, se establecería una nueva esclusa de aislamiento para transformar 3 quirófanos en salas UCI-COVID plenamente apartadas de los otros 3 quirófanos.

    Paralelamente, los trabajos de adecuación de la Zona de Observación 2 de Emergencias han empezado y su primera fase se extenderá hasta el 6 de noviembre. La Zona de Observación 2 dispone de 9 camas y 6 sillones y va a quedar con 5 camas para pacientes con coronavirus y el resto para los que presenten otras nosologías.

    Para la directiva gerente del Área de Salud de Ibiza y Formentera, Carmen Beatos, deben anticiparse como ya hicieron en la primera oleada y dotar a los profesionales de los recursos precisos para puedan hacer en frente de esta pandemia en las mejores condiciones posibles.


    Buscar
    Quizás te interese...