PALMA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

    La Delegación de Ciudadanos en el Parlamento Europeo ha llevado nuevamente a la Comisión Europea el caso de las menores tuteladas por el Instituto Mallorquín de Temas Sociales (IMAS) explotadas sexualmente y ha reclamado que la Cámara mande una misión a Baleares para aclarar el caso.

    Según ha explicado la capacitación en una nota de prensa, esta nueva pregunta parlamentaria se centra en la necesidad de progresar los sistemas de tutela de menores, una vez que la semana pasada Cs, a través del conjunto Renew, iniciara los trámites para demandar una misión parlamentaria en Baleares para aclarar lo sucedido en el caso de las menores explotadas sexualmente en Mahón.

    Los eurodiputados, han recordado, ya presentaron en el mes de febrero del año pasado una pregunta parlamentaria en la que instaba a la Comisión a resguardar los derechos de los menores tutelados víctimas de explotación sexual a la luz de que el Parlament había votado contra la solicitud de creación de una comisión de investigación para aclarar quiénes eran los responsables de estos hechos.

    La contestación del Ejecutivo comunitario mencionaba a la incoación de un procedimiento de infracción contra España por transposición incorrecta de la Directiva 2011/93/UE relativa a la lucha contra los abusos sexuales y la explotación sexual de los menores y la pornografía infantil, y se comprometía a observar la aplicación de la Directiva contra la trata de humanos, como a proponer una estrategia global para los derechos del pequeño con acciones específicas para los Estados miembros.

    Según Cs, pues el caso de Baleares prosigue sin haber sido refinado políticamente y muestra "el esencial grado de vulnerabilidad de los menores tutelados", la capacitación demanda ahora a la Comisión una nueva revisión de los sistemas públicos de tutela de menores en los Estados miembros, por el hecho de que se han detectado "problemas graves, protocolos deficientes y negligencias".

    La vicepresidenta de la Comisión de Libertades Civiles del Parlamento ha señalado que la protección de los menores es "prioritaria" para la UE y ha lamentado que los servicios públicos de tutela "están fallando".

    La eurodiputada Soraya Rodríguez ha asegurado que la mayor parte de las víctimas residentes en el IMAS son jóvenes de 13 a 17 años en situación de desamparo y singularmente frágiles a la explotación.

    Por su parte, el europarlamentario Jordi Cañas ha protegido el envío de una misión del Parlamento Europeo a Baleares para investigar este tema y ha sido muy crítico con las administraciones locales y autonómicas. "La situación patentiza que ha habido un fallo en su papel de control. Y eso tiene responsables políticos", ha afirmado.


    Buscar
    Quizás te interese...