Curso escolar 2020-21 en Baleares: aulas burbujas, mascarillas y patio por turnos

   PALMA DE MALLORCA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -  

   El curso escolar 2020-21 en Baleares comienza este 10 de septiembre con el escenario de semipresencialidad y de forma progresiva para evitar grandes aglomeraciones ante la pandemia del coronavirus y la obligación de llevar mascarillas en clase a partir de 1º de Primaria aunque se pueda mantener la distancia de seguridad de un metro y medio.

   Ante la situación sanitaria en las Islas, la Conselleria de Educación finalmente ha decidido que el curso comience con el escenario 'B' que, según el conseller de Educación, Martí March, es el que permite "controlar más los riesgos de la forma lo más segura posible".

   De esta forma, con el escenario B, la enseñanza será presencial en Infantil, Primaria y 1º de ESO, siempre garantizando el metro y medio de distancia y con ratios de alumnos por aulas que se sitúen alrededor de los 20, en función del espacio disponible.

   Por otra parte, a partir de 2º de ESO, Bachillerato, Formación Profesional y Estudios de Régimen Especial, los centros educativos podrán adoptar sistemas de enseñanza semipresencial o presencial.

Un total de 170.369 alumnos comenzarán a partir de este jueves el curso 2020-2021, lo que supone 118 alumnos más que en el curso anterior. Se trata de un incremento bastante más moderado que el de años previos, que venía situándose en aumentos anuales de unos 2.000 alumnos.

Sin embargo, no comenzarán las clases todos simultáneamente, sino de forma escalonada. La incorporación progresiva del alumnado se iniciará en los cursos inferiores y en 2º de Bachillerato. No se podrán superar los 150 alumnos por día hasta completar el 100% del alumnado del centro educativo.

   Este inicio progresivo se hará en un máximo de cinco días lectivos en los centros de hasta 750 alumnos y de 10 días lectivos en el resto.

   ¿Se cierra el colegio si el Govern decreta el confinamiento de mi zona? No, la resolución publicada en el BOIB no hace referencia a los centros escolares y las restricciones de movilidad que se adopten permitirán ir a los colegios.

GRUPOS DE CONVIVENCIA O BURBUJA

Un estudiante en un pasillo de un colegio.

   Para hacer frente al COVID-19, los centros de Baleares podrán hacer turnos por la mañana y tarde por cursos o etapas educativas.

  •  Deberán crear los llamados grupos de convivencia o burbuja, en los que el alumnado permanecerá siempre evitando así la interacción con otros grupos. El profesorado siempre será el mismo en cada aula a excepción de los especialistas.
  •  El alumnado llevará mascarilla desde 1º de Primaria, no podrá llevar juguetes de casa, se eliminará el mobiliario que no sea imprescindible y se concentrará la actividad en el aula.
  •  Las entradas y salidas al centro escolar se realizarán de forma escalonada. Por este motivo, algunas horas lectivas sufrirán recortes de minutos. En Infantil, Primaria y Educación Especial se podrán reducir hasta 30 minutos diarios y en Secundaria, hasta 50 minutos.
  •  Educación también prevé concentrar la enseñanza de algunas materias y establecer horarios diferentes para las salidas al patio.
  • Serán las familias las encargadas de tomar la temperatura a los hijos cada día y si superan una temperatura superior o igual a 37,5ºC no podrán asistir a clase.
  •  Los centros educativos deberán dar tanto a los alumnos como a las familias toda la información de medidas de seguridad y sanitarias a principio de curso para evitar posibles infecciones.

   La Conselleria pondrá en marcha un Plan de Acompañamiento Escolar (PAE) especial para aplicar durante el primer trimestre de curso, a partir de octubre, con el objetivo de ayudar los alumnos que se hayan retrasado con motivo de la situación de confinamiento.

AULA DE AISLAMIENTO POR CORONAVIRUS

Las reglas básicas contra el contagio por coronavirus.

   Los docentes dispondrán también de un aula de aislamiento por si hay casos de COVID-19 y se realizarán pruebas serológicas al personal de riesgo del cuerpo docente.

  •  El centro dispondrá para el profesorado y el personal de administración mascarillas, pantallas faciales y batas desechables para aquellos casos en que un alumno que presente síntomas.
  •  La Conselleria dotará del material y los centros asegurarán la disposición en diferentes puntos del centro de agua, jabón y papel para limpiar las manos, así como geles hidroalcohólicos en las aulas y papeleras.
  •  Los estudiantes desde segundo ciclo de infantil deberán llevar mascarillas dentro del transporte escolar. También se asignará la distribución de los alumnos dentro del bus y se esperará en las paradas manteniendo la distancia de seguridad.
  •  En el comedor se establecerán grupos estables, turnos dependiendo del número de comensales e incluso se podrán utilizar las propias aulas para comer para mantener los grupos de conviviencia estable.

PROTOCOLO DE DETECCIÓN DE CASOS

Respecto a cómo se actuará en los centros educativos si hay un posible caso de COVID-19:

  • Las familias recibirán un modelo de formulario para dar su autorización para que se puedan hacer PCR a los alumnos y un modelo de declaración responsable por la cual se comprometen a seguir las normas de los protocolos.
  • La familia tendrá que avisar al centro de si el alumno es un caso sospechoso o confirmado de coronavirus.
  • Durante la jornada escolar, el alumno que presente síntomas será trasladado a una sala de aislamiento. El equipo sanitario hará la valoración clínica y decidirá si se le tiene que hacer una PCR.
  • Los alumnos y personal docente y no docente que sean contacto estrecho de un posible caso podrán permanecer en el centro educativo hasta el final de la jornada, aunque se deberá procurar que no tengan contacto con otros alumnos.
  • Cuando un posible caso se confirme, el CC-eduCOVID informará la familia y al centro y se hará el estudio de contactos estrechos.
  • El alumno tendrá que estar en aislamiento domiciliario un mínimo de 10 días desde el inicio de los síntomas y podrá acabar el aislamiento cuando lo indique su equipo sanitario.

Por otro lado, el Govern ha anunciado la implantación de un sistema de "sustituciones exprés" de profesores para que los centros no se queden en ningún momento sin el personal necesario.

LIMPIEZA Y USO DE LAS ESCALERAS

   El plan de la Conselleria de Educación establece que, para evitar aglomeraciones, las familias entrarán dentro del edificio únicamente en caso de necesidad o por indicación del profesorado. Se usarán preferentemente las escaleras y se establecerá un aforo máximo en todos los espacios del centro.

   En todos los centros se establecerá direccionalidad en los pasillos y si es posible, se habilitará la entrada y la salida del recinto por puertas diferentes. De igual forma, se fomentarán las actividades exteriores siempre que sea posible.

   Por su parte, el personal de los centros 0-6 años y los niños utilizarán un calzado diferente dentro del aula, que quedará en el centro. Se recomienda una limpieza diaria de batas y un uso de ropa exclusiva durante la jornada laboral.

   La Conselleria exige la retirada de todos los elementos decorativos al acceso del alumnado y familias y que puedan sufrir una mayor manipulación como revistas, folletines o calendarios.

   En los centros se realizará una limpieza y desinfección de las instalaciones mínimo una vez al día, y se reforzará en aquellos espacios que lo necesiten en función de la intensidad de uso. Se tendrá especial atención en las zonas de uso común y en las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mesas, muebles, pasamanos, suelos, teléfonos y perchas.

   Todos los espacios se tienen que ventilar diariamente, el tiempo necesario para permitir la renovación del aire, un mínimo de cinco minutos antes de iniciar la jornada, después de cada cambio de clase y después de cada uso.

DIGITALIZACIÓN Y FORMACIÓN

Ordenadores proporcionados por el Govern.

   Durante el confinamiento, se ha demostrado que existe una brecha digital en el sistema educativo. De ahí, que la Conselleria de Educación haya anunciado una inversión por parte del Govern de dos millones de euros para el próximo curso en este aspecto, que llegará a los tres millones en el curso 2021-2022.

   Actualmente la Conselleria trabaja en equipamientos y formación digital tanto para profesorado, alumnado y familias. No obstante, el Govern apuesta por "la máxima presencialidad" en el curso próximo "siempre proporcionando las máximas garantías de seguridad".

   La digitalización se podrá combinar en los últimos niveles de ESO y Bachillerato. No obstante, se deberá establecer el plan educativo digital que será combinable con el presencial. Esta opción tiene que contar con el aprobado de la inspección educativa y de la Dirección General de Planificación, Ordenación y Centros, y con la aprobación del consejo escolar.

   Educación trabaja un protocolo con tres escenarios posibles en función a la evolución de la pandemia: la máxima normalidad, una normalidad con restricciones y un nuevo confinamiento. Además, prevé la posibilidad de cerrar centros por cuarentena en caso de detectarse casos de coronavirus.

PLAN DE CONTIGENCIA FRENTE A LA COVID-19

   Todos los centros educativos de Baleares cuentan con su plan de contingencia adaptado para hacer frente a la COVID-19 el próximo curso 2020/2021, según ha informado la Conselleria de Educación, Universidad e Investigación.

   En concreto, estos planes han sido elaborados por los equipos directivos con el apoyo y orientación del Departamento de Inspección Educativa de la Conselleria

   Entre las pautas contempladas en el plan de contingencia figuran la organización del inicio de curso, la previsión de las actuaciones que se tienen que llevar a cabo para poder hacer frente a las posibles eventualidades de acuerdo con los tres escenarios planteados, un plan de acogida y la redistribución de los espacios en cada escenario.

   Además, incluye un plan digital de contingencia con el fin de anticipar las posibles dificultades educativas en el caso de volverse a producir una situación de confinamiento y los sistemas de información en la comunidad educativa de las medidas de prevención y protección e higiene frente a la COVID-19.

   El curso 2020/21 se iniciará con 560 docentes más --397 en la pública y 163 en la concertada--, incluyendo centros de primaria, secundaria y FP, tanto públicos como privados, que supondrán una inversión de casi 26 millones de euros.

   Además de docentes, la dotación del curso 2020/21, el Govern prevé invertir en otros apartados como, por ejemplo, material de higiene y salud y equipos de protección individuales; ayudas y funcionamiento de comedores; programa de acompañamiento escolar; plan de digitalización; refuerzo de limpieza y mantenimiento de las instalaciones deportivas.