El campo de la restauración deberá dar un registro de clientes del servicio al Govern para rastrear posibles contagios de COVID-19

       PALMA DE MALLORCA, 19 Nov.

       El conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, ha informado de que el Govern trabaja en nuevas medidas para el ámbito de la restauración para hacer en frente de la COVID-19, que incluye la obligación de instalar un medidor de CO2 a fin de que "los clientes del servicio puedan revisar que están bien ventilados".

       Así lo ha avanzado este jueves en conferencia de prensa tras acudir a la asamblea encabezada por la presidente del Govern, Francina Armengol, con el campo de la restauración en la que han participado, entre otros muchos, el presidente de la restauración de CAEB, Alfonso Robledo; la presidente de Pimem Restauración de Mallorca, Eugènia Cusí; el secretario de Acción Sindical de Unión General de Trabajadores, José García, y la secretaria general de la Federación de Servicios de CCOO, Silvia Montejano.

       Además de esta medida, el conseller ha avanzado que los dueños de bares y restoranes van a deber dar un registro mensual al Govern sobre los clientes del servicio de sus establecimientos para hacer un posible rastreo ante contagios positivos de coronavirus.


    Buscar
    Quizás te interese...