PALMA DE MALLORCA, 10 Dic.

    Equipos formados por inspectores de la comunidad autónoma y de consells insulares y agentes de los diferentes cuerpos y fuerzas de seguridad han levantado 41 actas de demanda en los últimos diez días en locales, zonas de ocio y espacios públicos de Baleares por infringir la normativa para hacer en frente de la COVID-19.

    Conforme ha informado la Conselleria de Administraciones Públicas y Modernización, las actas se han levantado en el marco de las actuaciones de inspección ordenadas desde la Dirección General de Urgencias y también Interior para intervenir en situaciones que puedan poner bajo riesgo la salud ciudadana frente a la COVID-19.

    Los inspectores y agentes de Policía Nacional, Guarda Civil y policías locales han llevado a cabo 91 inspecciones, en las que se han levantado estas 41 actas. Los incumplimientos están relacionados con excesos de aforo, con distancias sociales, incumplimiento de horarios y empleo de mascarillas entre el personal de establecimientos de restauración, y por ausencia de información al público y señalización conveniente.

    De estas intervenciones realizadas entre el 30 de noviembre y el 9 de diciembre, 73 se han desarrollado en Mallorca, con 36 actas levantadas; 6 en Menorca, con un acta levantada; y 12 inspecciones en la isla de Ibiza, donde asimismo se ha levantado solo una.

    El operativo excepcional se puso en marcha a inicios de la semana pasada en previsión del puente de la Constitución y se alargará a lo largo de todas y cada una de las fiestas navideñas. Las actuaciones observan el cumplimiento de las limitaciones fijadas para cada isla conforme su nivel de peligro.

    MÁS DE 700 ACTAS DESDE JULIO

    Desde el principio de la campaña de inspecciones ordenadas el mes pasado de julio, se han producido un total de 1.057 intervenciones en las Islas y se han levantado 766 actas de infracción, que ahora van a pasar a ser instruidas por las distintas administraciones implicadas en los operativos. Por islas, Mallorca suma 623 inspecciones y 482 actas, Menorca 146 inspecciones y 131 actas, Ibiza 251 inspecciones y 126 actas, y Formentera 37 inspecciones y 24 actas.

    La consellera de Administraciones Públicas y Modernización, Isabel Castro, ha recordado que esta iniciativa para asegurar el mantenimiento de la seguridad sanitaria en Baleares es posible merced a la coordinación de las distintas administraciones competentes: Delegación del Gobierno, Govern, consells insulares y municipios.

    Castro ha vuelto a solicitar responsabilidad individual para eludir que las imprudencias que puedan cometer unos pocos, terminen perjudicando al conjunto de la ciudadanía. En este sentido, ha señalado que "los profesionales de los cuerpos de seguridad dan el 100 por ciento de ellos mismos para resguardar la salud de todos, aun en datas tan señaladas como estas y las que están por venir".

    El Decreto ley de régimen sancionador para los incumplimientos de las reglas relativas a la COVID-19, en vigor desde el 10 de julio, enmarcará los expedientes iniciados en estas actuaciones. Las sanciones pueden llegar a los 600.000 euros cuando se generen infracciones muy graves.


    Buscar
    Quizás te interese...