PALMA, 9 Feb.

    La Delegación del Gobierno en Baleares ha destruido este 3 toneladas de droga en la planta incineradora de Son Reus, en Palma.

    En una nota de prensa, la Delegación del Gobierno ha detallado que las substancias estupefacientes que se han quemado son 1.500 kilogramos de 'cannabis sativa', 250 kilogramos de coca, 10 kilogramos de anfetaminas y derivados y otras partidas de heroína, drogas de síntesis, ketamina y compuestos medicamentosos.

    La droga destruida fue requisada el año pasado en diferentes operaciones policiales llevadas a cabo por la Policía Nacional, la Guarda Civil y las policías locales del archipiélago.

    Uno de los mayores alijos, de 145 kilogramos de coca, fue aprehendido por la Guarda Civil en el mar entre Ibiza y Formentera el pasado 14 de junio de 2020. Los agentes encontraron la droga sobre una estructura flotante formada por múltiples bidones de comburente con una red que mantenía la substancia.

    El Conjunto Singular de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guarda Civil de Ibiza intervino la coca y la Policía Judicial se encargó de las pesquisas.

    Otra de las partidas calcinadas, unos 14 kilogramos de coca, fue requisada por la Guarda Civil el pasado 2 de octubre de 2020 a lo largo de un control en el puerto de Alcúdia.

    Los agentes, apoyados por el Servicio Cinológico con un can especialista en detección de drogas, registraron un vehículo que terminaba de desembarcar en el puerto tras la llegada de un navío y descubrieron el alijo. El conductor del vehículo fue detenido como supuesto autor de un delito de tráfico de drogas.

    Por su lado, la Policía Nacional desarticuló un laboratorio furtivo de transformación y adulteración de estupefacientes en el primer mes del verano de 2020 en Palma, donde se requisó de más de 2 kilogramos de coca, 1.500 gramos de 'speed', 17 kilogramos de predecesores y productos de corte, como todo género de aparejos.

    La Operación Gas se saldó con 2 personas detenidas. Mientras que, la Operación Winston dejó intervenir 2 kilogramos de heroína y un kilogramo de coca.

    En mayo de 2020, la Operación Espéculo supuso el desmantelamiento de 2 laboratorios de coca en Palma, la aprehensión de 4,6 kilogramos de coca y la detención de 3 personas.

    La Policía Nacional asimismo descubrió a mediados del pasado año múltiples 'búnkeres' y narcopisos en diferentes distritos de Palma, donde intervino coca, 'cannabis sativa' y otras drogas.

    En el mes de abril de 2020, los agentes suprimieron el mayor almacén y primordial centro logístico de droga en la urbe, un 'búnker' de más de 200 metros cuadrados del clan de 'El Pablo'.

    Las substancias estupefacientes han sido destruidas en la planta incineradora de Tirme en Son Reus, una vez lograda la autorización judicial. Conforme el Área de Sanidad de la Delegación del Gobierno en Baleares, estas partidas de droga proceden de 8.518 decomisos administrativos y 3.528 expedientes de decomisos judiciales.

    Los 250 kilogramos de coca tienen una pureza media del 75 por ciento , conforme los análisis realizados por el Área de Sanidad. La incineración de la droga ha sido supervisada por el secretario general de la Delegación del Gobierno en las Islas, Ramon Morey, y por el directivo del Área de Sanidad, Raúl Izquierdo.

    Asimismo han acudido a la planta de Son Reus el inspector jefe José Ignacio Hernández, jefe de sección de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional en Baleares y el comandante David Navarro, segundo jefe de Operaciones de la Guarda Civil en Baleares.

    La Delegación del Gobierno ha valorado el trabajo diario que desempeñan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de manera especial en la lucha contra el narcotráfico en el archipiélago, como asimismo los funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Hacienda y los agentes de las policías locales.

    543832.1.260.149.20210209122900
    Vídeo de la noticia

    Buscar
    Quizás te interese...