La empresa ha infringido la normativa COVID-19 de forma reiterada

    PALMA DE MALLORCA, 14 Dic.

    La Policía Local de Calvià ha desalojado este pasado domingo una cafetería de Palmanova con el doble de aforo tolerado, sin distancia social ni permiso para ofrecer un concierto.

    Conforme ha informado la Policía Local de Calvià este lunes en una nota de prensa, el Cuerpo policial fue alertado de una celebración con más de 100 personas con música que se oía desde el exterior de un local de Palmanova.

    Cuando los agentes se presentaron en el sitio debieron solicitar a los 56 clientes del servicio que estaban allá en ese instante que abandonasen la cafetería pues no se proseguían las reglas precautorias de la COVID-19, puesto que la ocupación era el doble de la tolerada --el aforo de este local en fase 3 es de un máximo de 27 clientes del servicio--.

    Además de esto, en el local, ubicado cerca del embarcadero de la playa de Son Maties de Palmanova, los policías pudieron revisar este domingo a las 19.00 horas que no se sostenían las distancias de seguridad entre mesas y conjuntos.

    A una parte de infringir la distancia social, el establecimiento no podía ofrecer actividad musical y solo podía marchar como café, con base en la resolución de la Conselleria de Salud y Consumo por la que se alteraron medidas específicas del Plan de Medidas Inusuales de Prevención, Contención y Coordinación para hacer en frente de la crisis sanitaria causada por la COVID-19.

    Concretamente, en el punto 14, se suspendía la actividad de locales de sala de fiestas, salón de baile, disco, café concierto y bar de copas, o bien actividades digeribles. Este café de Palmanova había anunciado en Internet música para el fin de semana. La oferta de este domingo era de jazz en riguroso directo desde las 16.00 h y programada hasta las 21.00 horas, si bien acabó ya antes por el desalojo.

    Dados estos incumplimientos y estando en fase 3, los agentes de Policía levantaron 2 actas, una por tener abierto un local con actividad musical y la otra por infringir el artículo 5 del Decreto Ley 11/2020, en tanto que no se señalaba el aforo tolerado, no se fijaba el distanciamiento social entre conjuntos y se duplicaba el aforo tolerado.

    A todo ello, hay que agregar que este negocio ribereño ha infringido la normativa en otras ocasiones. El pasado sábado 24 de octubre, los policías de Calvià ya comprobaron sobreaforo, ofensa a la distancia de 1,5 metros entre mesas, y que no se exhibía el cartel informativo sobre la normativa ni de aforo. Además de esto, el viernes 28 de agosto, la Policía ya advirtió con el alzamiento de un acta que el local no podía ofrecer conciertos en el interior ni marchar como café concierto, solo como cafetería.


    Buscar
    Quizás te interese...