PALMA, 30 Mar.

    La Policía Nacional y la Policía Local de Palma han desmantelado una banda de narcotraficantes que se hacían pasar por repartidores ('riders') para vender coca a domicilio en la capital y localidades próximas.

    Conforme ha informado la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Baleares en una nota de prensa, 8 personas han sido detenidas y asimismo se estudian delitos de trata con fines de explotación sexual, por la actividad en una casa de citas que se usaba como punto de venta.

    La Policía mantiene que los miembros de la organización, de origen sudamericano, habían creado una infraestructura con la que controlaban el tráfico de coca desde diferentes inmuebles en Palma hasta los domicilios de los compradores, "una extensa cartera de clientes" anteriormente "fidelizados".

    Conforme la Policía, el conjunto administraba "un complejo entramado que funcionaba como una genuina empresa de reparto a domicilio" mas destinada al tráfico de drogas. La Policía bautiza esta modalidad delictiva como "telecoca".

    Los primordiales investigados contaban con una línea de suministro de coca continua, merced a lo que efectuaban cientos y cientos de ventas de droga de manera constante, las 24 horas del día, disfrazados de repartidores de una famosa empresa de reparto a domicilio.

    En esta primera etapa donde los agentes encontraron el entramado y se empezó la investigación. Cuando estaban a puntito de proceder a los registros y detenciones, la pandemia forzó a alterar los planes en tanto que la organización asimismo alteró su 'modus operandi'.

    RED DE TAXISTAS

    La organización se había amoldado velozmente a las limitaciones de movilidad, buscando de nuevo el anonimato. Conforme los estudiosos, el conjunto delincuente controlaba 2 vías de venta: una mediante casas de citas abiertas al público las 24 horas del día, y la otra a través de una red de taxistas.

    La Policía asegura que en casa de citas se desarrollaban, al lado del narcotráfico, "verdaderas actividades de explotación sexual con mujeres en situación irregular con condiciones económicas precarias".

    En lo que se refiere al empleo de taxistas, la Policía explica que los primordiales cabecillas de la organización sostenían "puras relaciones contractuales" y disfrutaban de determinada confianza con taxistas de Palma.

    De esta manera, "se valían del vehículo de servicio público como pantalla" para disfrazar entregas de droga en portales de domicilios, bares, salones de juego, etcétera, a cambio de un porcentaje de beneficio.

    El pasado jueves se hizo la operación policial para desarticular al conjunto. Se efectuaron 4 registros, en los que la Policía intervino dinero en efectivo, elementos de tratamiento de coca y más o menos 300 gramos de la substancia. Los detenidos fueron puestos a predisposición judicial el pasado viernes.

    556925.1.260.149.20210330141923
    Vídeo de la noticia

    Buscar
    Quizás te interese...