PALMA, 28 Ene.

    Agentes de la Policía Nacional detuvieron este miércoles a 3 personas de origen ecuatoriano, de 45, 51 y 43 años, como supuestos autores de múltiples delitos por pertenecer a una organización delincuente dedicada a estafar a personas de edad avanzada simulando ser revisores del gas.

    La detención se generó a lo largo de la mañana de este miércoles en el distrito de Pere Garau en el domicilio de los supuestos autores, donde se efectuó más tarde un registro y se halló un sinnúmero de documentación, contratos de servicio, tarjetas de instalador falsas y diferentes joyas.

    Conforme la Policía Nacional, los detenidos eran miembros de una organización delincuente dedicada a estafar a personas de edad avanzada simulando ser revisores de gas, los que asistían a los domicilios asegurando que debían hacer una revisión obligatoria. Los supuesto autores no podían efectuar dicha revisión al no estar autorizados, pese a que cobraban cuantías desmedidas por esta razón.

    2 de los detenidos se presentaban en el domicilio haciéndose pasar por falsos revisores y, una vez dentro del domicilio, uno de ellos distraía a la víctima, enviándola cara alguna estancia de la casa distanciada, mientras que birlaban joyas y objetos.

    ROBOS QUE ASCIENDEN A LOS 50.000 EUROS

    Las investigaciones efectuadas hasta la data han tolerado acreditar que el propósito primordial de los detenidos, a pesar de lo rentable de esta práctica, no era la estafa, sino empleaban esta técnica para aprovechar los descuidos de los ancianos y apoderarse de joyas y otros efectos de valor del interior del domicilio de las víctimas.

    Los detenidos habrían cometido esta clase de delitos desde el año 2013, conforme se ha podido comprobar en la documentación encontrada en el domicilio, con lo que el número de víctimas puede ascender, constando hasta el instante 6 demandas de sustracciones o bien estafas cometidas por ellos.

    En el registro, aparte de la documentación, se encontraron múltiples joyas, con las que se hacen gestiones para encontrar a sus dueñas.

    LA INVESTIGACIÓN ARRANCÓ EL AÑO PASADO

    Conforme ha informado la Policía Nacional, la investigación se comenzó a mediados del año pasado, cuando aumentó el número de demandas de falsos revisores del gas, percatándose los estudiosos que había 2 perfiles de tipología de hechos.

    Los agentes verificaron que eran individuos diferentes los que se hacían pasar por revisores del gas. A uno de ellos se le detuvo en el mes de noviembre de 2020, ingresando en cárcel temporal, el que actuaba a solas, efectuando un llamamiento telefónico anterior a sus víctimas para concertar una cita para la revisión.

    Ahora, en el mes de diciembre, se detuvo a una pareja que asistía al domicilio de sus víctimas sin informar anteriormente de la falsa revisión. Estos son 2 de los ahora detenidos, a los que se les imputaron 11 delitos contra el patrimonio y quedaron en libertad en su día.

    Por último, la Policía Nacional amplió el foco de la investigación que llevó a las detenciones que se generaron este miércoles. En conjunto han dilucidado cerca de 17 sustracciones en diferentes domicilios.


    Buscar
    Quizás te interese...