La Guarda Civil ha investigado a una tercera persona en Mallorca

    PALMA DE MALLORCA, 24 Oct.

    La Guarda Civil ha detenido a 2 personas en Ibiza y ha investigado a una tercera en Mallorca por delitos relacionados con la venta de miel, en el marco de una investigación que efectúa el instituto armado desde principios del año 2019, en la que se han inspeccionado abundantes comercios y locales de producción de Baleares.

    En tal investigación han cooperado el Servicio de Seguridad Alimenticia y Alimentación de la Conselleria de Salud, el Servicio de Calidad Agroalimentaria y el Servicio de Ganadería, los dos pertenecientes a la Conselleria de Agricultura, Pesca y Nutrición.

    A lo largo de exactamente la misma, se ha procedido a la detención de 2 personas en Ibiza como supuestos autores de un delito contra la salud pública y se ha investigado a otra en Mallorca como supuesto autor de un delito de estafa y contra la salud pública.

    DETENIDOS EN IBIZA

    Conforme ha informado la Guarda Civil, en Ibiza se recibieron múltiples protestas y demandas por la instalación de apiarios no autorizados, cerca de 1.000 casetas.

    Los agentes del Seprona verificaron en las primeras diligencias que los responsables de exactamente las mismas eran un padre y su hijo y brotaron dudas sobre la procedencia y tratamiento de la miel que envasaban para la venta. Tras conseguir muestras de diferentes presentaciones y variedades de miel de la compañía en cuestión, se mandaron a laboratorios para ser analizadas.

    Estos análisis apuntaban a la presencia de substancias activas que superaban los límites máximos de restos (LMR) legalmente tolerados para la miel y productos de la apicultura, no siendo capaces para el consumo humano y no descartándose un peligro grave en un corto plazo para la salud de los usuarios. Dichos restos proceden de substancias plaguicidas y de fármacos de empleo veterinario no autorizados por la Agencia De España del Fármaco.

    En los registros practicados en una residencia en Sant Antoni y un almacén en Santa Eulalia, se intervinieron ordenadores y discos duros para examinar, como numerosas muestras y botes que contenían mieles de múltiples clases, cajas de cartón llenas de polen, etiquetados y productos fitosanitarios. Además de esto, en el almacén efectuaban el envasado y etiquetado de la miel desde cubas de importante tamaño a botes pequeños para la venta.

    Dados estos hechos, la Guarda Civil retiró del mercado todos y cada uno de los envases de miel con pedazos de panal destinados al consumo humano.

    INVESTIGACIÓN EN MALLORCA

    Con respecto a la investigación en Mallorca, se han llevado a cabo múltiples inspecciones en comercios dedicados en venta de miel. En una de ellas, en la localidad de Pollença, se ha investigado a un hombre dueño de una compañía dedicada a la producción, distribución y venta de miel 'artesanal'.

    Los agentes verificaron de qué manera una de las marcas comercializadas por esta persona no era miel, sino más bien sirope o bien jarabe con fragmentos de panel de abejas. En el resto muestras, el análisis polínico desveló que las mieles no eran originarias de Pollença como marcaba el etiquetado, sino más bien mezclas de mieles provenientes de países de fuera de la UE.

    Por semejantes motivos, al investigado se le imputa un supuesto delito de estafa. Conforme los agentes, el supuesto autor adquiría la miel a empresas de la Península por un coste que rondaba los 5 euros el kilogramo y la comercializaba como miel originaria de panales de Pollença a un costo de entre 18 y 22 euros.

    El Seprona por medio de esta investigación ha constatado, que salvo estas 2 salvedades, en general los productores de miel en Baleares cumplen con la normativa establecida para este género de comestibles.


    Buscar
    Quizás te interese...