PALMA, 18 Abr.

    La Guarda Civil ha detenido a un hombre como supuesto autor de un delito de desobediencia grave a agentes de la autoridad por llamar reiteradamente al 062, reprender a los operadores y entorpecer el servicio de urgencias.

    Los hechos ocurrieron el pasado jueves y conforme ha detallado el Instituto Armado en una nota de prensa, el 062 recibió múltiples llamadas de un hombre que afirmaba encontrarse en S' Médano de Llucmajor y profirió palabras soeces y también insultos a los agentes que le atendían por teléfono.

    Desde el la Centro Operativo Complejo (COC) se mandó una patrulla que encontró a esta persona y le advirtió que dejase de llamar al 062 sin motivo justificado.

    Momentos tras nuevo este hombre volvió a llamar repetidamente al número de urgencias y llegó a realizar 54 llamadas seguidas, hasta el momento en que la patrulla le volvió a encontrar.

    Los agentes le solicitaron que dejase de llamar mas el individuo reprendió y también insultó a los agentes, con lo que se procedió a la
    detención y traslado a dependencias de la Guarda Civil de Llucmajor
    para instrucción de diligencias.


    Buscar
    Quizás te interese...